lunes, 12 de octubre de 2009

Canción para Mercedes Sosa.

De las Mercedes Señora,
Generala dadivosa.
El pueblo honrado te llora.
.No lo dejes sin esposa.

No te quedes silenciosa.

Gracias dimos a la Vida
mamando tu libertad;
hartos sin sed ni bebida;
purgando tu soledad.

Penando en la oscuridad.


Cansada de vivir
se fue la Negra Sosa
¿Nacer para morir?
Por´ai anda la cosa.

Por´ai anda la cosa.

La voz de su garganta
tronó en los corazones.
La boca que le canta
no comprende razones.

Nos faltan las razones.


A la tierra de Alfonsina
vas noctámbula y gloriosa.
Queda huérfana Argentina
sin tu copla, Negra Sosa.

Ay, negrita generosa.


Dulce emoción voluptuosa,
Leyenda viva y famosa
Proezas, lunas y amores
bordan tus trinos cantores.


Mercedes, mi negra Sosa.


Mercedes Sosa, señora.
Mercedes Sosa, señora.

domingo, 11 de octubre de 2009

Consejo

Consejo.




Déjense de andar
por los pasillos oficiales
pidiendo la limosna de una beca,
un palco donde actuar, un premio, un auditorio.
Es harto inconcebible
que se llamen artistas los mediocres.
Ni intuición primigenia
ni Dionisio los riega.
Son nenes de papá
jugando en la comedia a ser famosos,
a venderse en Europa, descarriados,
dispuestos a codearse con los reyes,
en turbios escenarios donde suenen trompetas.

Nadie puede responder qué es el arte:
si el hedor de las mieses o la vida
cumplida,
si un escudo del miedo,
si epíteto del hombre
que desgarra imprudente mansedumbre o leyendas.

Nadie puede decir qué es,
y sin embargo,
se disfraza con máscaras añejas
adosadas al carro triunfal de los creyentes,
convulso como
una novia virginal en tinieblas.

¿De qué cielos vendrá, de qué planeta,
la palabra radiante,
el plasma demudado sobre tela desierta?

La potencia del viento
ululante confunde
y en cenizas expande
la secreta ironía
de notas musicales.

Nos embeben los tiempos
en larga cortesía
y el aspirante vuelve
cada vez con fe nueva;
se acomoda el zapato;
se persigna ante el monstruo;
aborta su talento y, con vergüenza,
agacha la tristeza.















( poema publicado en Letralia y levemente modificado a sugerencia del poeta leonés de cuyo nombre no quiero acordarme)

La poesía es aporética



En respuesta apresurada a un poeta que pretende que la poesía sea anónima pero se cuida muy bien de firmar las suyas, registrarlas, publicarlas y responder entrevistas a sus contertulios.





La poesía es aporética.
Incierta como teoría de los quarqs.
Intransferible.
Torbellino de ideas con microbios
de un mundo que se pudre en algoritmos.
La calleja es estrecha,
no entran todos
a dar clases del modo de ser libres.
¿Anónimos?
Seguro.
Sombras negras de un presente pasado,
nos van entumeciendo con palabras;
buscamos el perdón por la jactancia
que embriaga nuestra estúpida existencia,
primaria, inanimada
sin sentido,
destilando alambiques de cultura.
Es bueno desertar de los honores,
ser sobrio por opción,
como alquimista
con un método propio
de diademas y criterios funcionales.
Usted, señor Pacheco,
no andará leyendo a otros,
lo confiesa.
(Tampoco es menester que nos lo aclare,
se le nota)
Usted, se nutre de la sangre
de pobres hombres invisibles
que se avienen
a callar desde una silla bajo el fresno
las horas que no viven
y ven pasar la tarde
mientras sueñan
ese sueño inmortal que es pesadilla.

Si su poema es mío
(pues lo leo)
no mienta con su foto en las revistas,
ignore al caballero abigotado
aunque le insista,
aunque le insista.

Hay rédito innegable en su litigio.
Su voz resume el eco deshumano.
Hay mucho pleito viejo entre caciques.
Si recibe un telegrama que lo honra,
las llaves de Madrid o Colorado,
las llaves de Macondo o Bella Vista,
los insulsos clamores del espacio.
viajarán en oscuros colectivos
a donde van a dar los huesos olvidados,
como siempre que han ido, los anónimos huesos,
los huesos de Melpómene abusada,
los huesitos del niño que en la escuela
se apura a componer jaculatorias,
par estar en paz con la conciencia
del maestro tutor,
del think tank,
del camorrero.

Si como bien explica, la poesía
es un acto de amor, y trae amigos
que otean sus antífonas de gloria,
será porque su nombre es José Emilio
y no porque ha firmado:
2012.

Yo al menos, jamás le escribiría
a un número plagado de misterios.

domingo, 13 de septiembre de 2009

La lengua de las lenguas (Atolondradamente)

La lengua de las lenguas
(Atolondradamente)




Hurgarán insistentes las palabras,
buscando en César Milosz y en el viento,
encontrando a Pasternak,
“atolondradamente”
por pura coincidencia del destino.
Ella preparará un ritual nocturno
con ojos de paloma desflorada,
fascinando a su amante modulado
y eligiendo el sonido de las sílabas,
con el mismo ancho empeño con que busca
los sostenes de encaje y madreselvas.
Su otro yo se reconoce en la lengua de las lenguas:
simultáneo espejo idílico,
articulado universal idioma
de abstinencia y vigilias frecuentadas.
Ellos experimentan,
agonizantes en la constancia,
visiones ilusorias e inocentes
para ganarse la vida rondando el sinsentido.
La poesía no está en las ingles
ni en sus vainas trituradas por el sexo.
No es un punto muerto de lascivia.
Predice la renuncia, el abandono,
sepultando los miedos a los vicios del exceso
en su esqueleto etéreo.
Enriquece la magia del encuentro.
Ese choque de míticos planetas
se ata a los tobillos con cuidado,
apuntando hacia el norte de la dicha,
demasiado en contacto con aromas
admirables de una piel: el salvavidas.
Y una música de voces suspirando
sus credos literarios y exaltados
en coros sucesivos y sagaces.
-Tu piel es torbellino y epidemia,
temblor de perro famélico.
Escamosa.
-Es alimento y bebida. Es réplica machista
que nutre tu cintura de un anhelo inacabado
de partidos de fútbol y entretiempos.
-Tu piel es el tabú de la exogamia.
- Es retorno a la infancia en agasajos.
-Tu piel me exime del pecado injusto
-Tu piel es el espejo de las glotonas ansias
del sibarita empedernido
en la opulencia inquietante del enamorado.
-Con el alma pendiendo de una hilacha...
-Como el fuego tu piel es epidérmica.
-Paquidérmica.
Y así siguen amando, conjugando,
hasta al llegar la madrugada.
sofocados de risa, alucinando;
jugando a ser “trágame tierra”
van trenzando en los pelos
jamaiquinas rastas imaginarias.
Él la envuelve en sus brazos,
acaricia los cuencos de pezones
tal gemas sempiternas,
fenómenos de sol precipitado
en completar su porvenir, en andas y en volandas.
La cúspide del curso de la noche
los embriaga con pulso enamorado.
Que no hay mayor desdicha ni ostracismo
que intuir la soledad en la penumbra,
cuando la sombra trasluce el sentimiento
y las pestañas mojadas por el pálpito
de las corazonadas.
Los poetas hacen de las Musas templos,
tumbas, dioses, motivos, religiones.
Los poetas aman el amor en su entelequia
de esperanza trivial, de ceremonia,
porque aman la vida y sus herencias;
la vida, el más acá, sus esmeraldas.

















Versión corregida para POETAS DEL MUNDO - DANIEL ALTAMIRANO.

jueves, 3 de septiembre de 2009

finales

Que sepa coser
Que sepa bordar
Que sepa abrir la puerta
Para ir a jugar.



Con cierta falsa masculinidad
y con sus conciencias universales
los hombres se disponen
a matarse en combates
por ser héroes de guerra con gloria en las espaldas.
(Mira cómo se trenzan
en partidos de fútbol de rutina).

Las mujercitas consienten benévolas
a ser sus enfermeras, sus esclavas,
con suma omni-sapiencia de karma del destino
serán madres solteras,
la voz que no se acalla,
o señoras ridículamente hostigadas,
en un cuchicheo entre toldos
de los chiringuitos de playa.

Se casan y descasan.
Administran pobreza.
Educan al soberano.
Curan heridas con alcohol, limo y agua.
Bordan trapitos al sol para abrigarse.
Y continúan sonriendo
con plácida bonhomía
mientras dan de merendar a perros y gatos.

Después de engordar lentos, sin prisa
mas sin pausa,
trepanando sus alas
con cruel incompetencia
en sendos corazones abatidos
de ganarse la vida, con resaca,
sus horas se corrompen en morderse las uñas,
esperando al Mesías,
o al hijo, que es lo mismo.
Apuesten por Obama, por Chávez o Bin Laden,
el que gana se lleva como premio consuelo
una flor de palabra.

(El fin de la inocencia
se acopla en sus chicharras)

jueves, 27 de agosto de 2009

Mundos paralelos.

Mundos paralelos.



Su mundo en tercera persona

era de brujas, magos y sorcières.

Era un planeta habitado por islas

primitivas, legendarias, volcánicas.



Su mundo en primera persona

era de poesía a secas,

de techos destruidos por los años,

de míticas faenas y desesperación.



Su mundo en segunda persona

adolecía de un te amo en primera persona.

lunes, 24 de agosto de 2009

Derivadas

DERIVADAS

A Rafael Alberti.

Sol.

Mar.

Cielo.

Nubes.

Olas.

Botón.

¿Qué hace un botón entre las olas del mar?

¿Qué hace un sol entre las nubes del cielo?

Ley.

Idus.

Frontera.

Alas.

Palabra.

La sombra de Dios

oscilante

entre los truenos

y la Ley del Olvido,

en magna exultación.

La frontera abrirá sus alas al límite de la palabra.

Por la persiana rota entreveo un escarabajo.

serie UN SONETO DE AMOR, POR SI LAS MOSCAS...

Escrito por: Lucía Angélica FOLINO el 19 Ago 2009 - URL Permanente



Un soneto de amor, por si las moscas...



El tedio y el rencor se desparejan.
Los besos que abrasaron nuestro idilio
no pueden condenarnos al exilio.
O cedes tú, mi amor, o no despejan

los fríos nubarrones que nos dejan
una acre desazón. Te pido auxilio:
envíame calor a domicilio,
calma las ansiedades que me aquejan.

Tus labios son el huerto de mi cielo;
el hábito es la cruz y la condena;
revoca mi dolor, púnzame el hielo;

acércate a mi falda nazarena.
Maltrecha está mi pena, mi alma en celo.
Vuelve a rodar sobre mi lengua obscena.

La desazón

LA DESAZÓN - PARODIA DE LA RENCOROSA DE BENJAMÍN PRADO POR LUCÍA FOLINO
Escrito por: Lucía Angélica FOLINO el 09 Ago 2009 - URL Permanente
LA DESAZÓN.




PARODIA DE LA RENCOROSA.



Para ti que disfrutas de la injuria que hiere

donde llaga la carne

donde todo es dolor.


Para ti que me juzgas

como un rey sin corona, como un dios

que ha olvidado que es un hombre mortal.


Para ti se reservan los posos de la sombra.


Yo que viví en un mundo de creencias ingenuas

y vuelos sin regreso,

sé que no existe paz para tu guerra,

No habrá memoria de luz en quien nunca hubo afectos.


Adonde vas a ir

sin piedad sublimada entre tus cuencos,

si tu única victoria es el ser indiferente,

si tú vives

como

quien

para

guardar

la suerte

liga el

carro al rocín ganador de antemano

(y apuesta al caballo del comisario).


Para ti

son los culos abiertos en la tierra,

en la noche de premios y castigos.


Para ti en cuyos ojos

se leen los amparos

se clavan las espuelas de la envidia.


Para ti se ha inventado lo mediocre.





(Parodia de La rencorosa de Benjamín Prado)

Profanaciones

Profanaciones ( una canción de Lucía Angélica Folino)
Escrito por: Lucía Angélica FOLINO el 20 Jul 2009 - URL Permanente
There are so many human words

in the animal planet,

so many sentences, no sense.

We don´t know how

to keep them out from profanation.

Otherwise,

you can´t give her

your heart

without a kiss

without a touch of desacration.

Debes amarla.

Simplemente amarla.

Just love her.

Quítate la divina echarpe roja,

cualquier cosa es motivo para un brindis

anímate a seducirla sin palabras,

regálale un caballo de mar

en una burbuja de champagne rosado.

Descarta

las profanaciones del ermitaño,

sus barquinazos.

Just love her

in spite of words.

Contraluces

CONTRALUCES - poema de Lucía Angélica Folino y No surrender por B. Springsteen



para ***




Miles de miradas te escudriñan,

cuando está despierto el demonio

que habita en tu cuerpo

con su apariencia de ciervo penoso

y su piel de Belcebú avejentada.

Mil labios murmuran

porque tu corazón esconde

cualidad de guerrero medieval.



- De todo padeció- dicen.

- Es más sagaz que un lince- y te maldicen.

- Ella es su víctima- gruñen.

Te muestras tan impávido como intransigente.

Desproporcionadamente turbio

vives cerca de las nubes,

como en una película porno australiana,

cuando viajas cada noche

a iluminar mi habitación

con tu contracolor ruinoso

sin dispensa papal de santo matrimonio.



Flácido como eres,

apareces brutal y verdugo

asesino serial y demacrado,

que va paseando su esqueleto

desnudo y sibilino

en horarios impropios de la madrugada,

entre sombras crispadas en cama ajena,

harto de ser

un gratuito carroñero fortuito,

usurero de crimen y castigo,

o un león zahareño,

hastiado de andar hastiado de tinieblas.



Pero... al verte en faena,

a duras penas,

tembloroso,

con tus 60 tacos a cuestas,

chorreando tinta negra de tus cabellos blancos,

me das calosfríos.

resfríos frugales y conyugales.

Disimulo el asco,

a mis 22 recién cumplidos,

dulce y bonita

yo, la niña decente,

la redentora,

la de los senos erectos y juveniles

que parecen desconocer la turgencia

de haber sido amados por el hombre;

yo, la luz de tus ojos,

limpio tus vómitos de borracho,

seco tus babas de fétida saliva

y conteniendo la respiración

me inclino de rodillas ante tu abultada billetera.



- La he engañado- piensas.

Sonríes con lascivia

y gozas mi vida de muchacha

a expensas de un simulado peregrinaje

en la imprudente hora del amanecer

en la que concibo virginalmente

un vástago tuyo,

lo que es admirable desde todo punto de vista,

un pequeño monstruo igual a ti,

convulso e impotente,

mientras cruzo la línea blanca que consumo obligada

en tanto nos aleja del espacio real,

y pides perdón a Eros por mi ingenuo pecado

de ambición en tiempo presente

donde los deseos se nos figuran cumplidos,

porque no habrá más futuro que tu herencia:

en cuanto consiga

el certificado del casamiento

no hará falta que repita el vía crucis.



Beso tu húmedo prepucio

con profesionalidad aséptica,

Abandono el nido como una garza real

radiante, esplendorosa.

Y cuando te vas,

arrojo las sábanas al piso

en un cuarto donde la cucaracha más pequeña

es más grande que los botones

de tu sobretodo de escribano.