sábado, 25 de septiembre de 2010

Porque

martes 29 de enero de 2008
PORQUE
"Il peggio è già passato."
Eugenio Montale.





Porque
creía que la Poesía
había sido escrita por Otros,
antes y mejor.

Porque
no confiaba en mis instintos
ni en mis premoniciones.

Por la futilidad
o quizás,
por la necesidad majadera
de tener una casa abarrotada
por un puñado de vicios,
o un trabajo estable y exitoso,
no escribí en su tiempo
una oración al alba.

Me acurrucaba en mi sábana
irónica y esplendente.

Diezmado mi cerebro
en las vaguedades del mediodía
solo atinaba a huir de la Creación
y a despreciarla.

Pero
una vez, me miré en el espejo
y descubrí
-lo que todos sabían-
que la ausencia de juventud
era irreversible a los años
y venía a instalarse en mi rostro,
fatigada.

Porque
hipótesis y endecasílabos
relucen más intensamente
en la libertad austral
de una pluma tecnológica.

Porque
uno puede enamorarse
dos, tres veces en la vida,
sin novedad en el frente,
y seguir esperando la bengala
que estalle dentro del cuerpo,
que con sueltos cabellos jadea ante
los mitos de placeres de la vida,
y tener ese raro privilegio
de encontrar la advocación
de avistarnos como vivientes existencias.

Porque
la fe de l´altra morte
nos deja en el umbral de la vereda
sin piedad ni vademécum

y nuestra voz nos sirve como símbolo
de haber habitado este planeta
para amarlo y dejar obra.

Por todo eso.
Por decir algo.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Un haiku argentino

El más maravilloso haiku argentino ( el título es mío, pero el haiku pertenece a la cultura popular)´


de LUCÍA ANGÉLICA FOLINO, el El Lunes, 13 de septiembre de 2010 a las 1:34

Gardel, Le Pera



el himno nacional



y/ la escarapela.

viernes, 10 de septiembre de 2010

¿Cómo es?

¿Cómo es?

Es: una forma de ver el tiempo.
Es: transmutar un valor por ensueños.
Es una luz
que brilla entre en tus ojos.
Es: presentir algo que nos debemos.
Es: respetar la intención en Sísifo.
Es: un vitreaux, que alumbra tu mirada.
Es: una forma más de ver el tiempo.
Es: lo inefable sobre lo inseguro.
Es: lo que queda de nuestros anhelos.
Ser o no ser, para nuestra existencia,
porque...
Es: esa gota que irrita al melindroso viento.
Es: Prometeo aferrado en lo eterno.
Es: entendernos sin decirnos nada.
Ser o no ser, para mi es, no existencia.


Coda tutelar:

Si yo también te aplaudo como a un loco.
Yo también te veo como a un loco.
Si corregirnos es tirar los dados
y no volverse loco.
Te/me veo, te/me aplaudo. Te/me corrijo.

Es: esta luz que brilla lejana de tus ojos.
Es: otra forma de ver el tiempo.

¿Vos me comprendés? ¿no?

Decano

DECANO.


Con nosotros el Excmo. Decano.
Gran Profesor Emérito.
Filólogo y poeta.
Doctor Honoris Causae:
Don Augusto Molino de la Vega.

Aplausos extendidos en la sala.
Él la vio desde el primer asiento.
Aquellos ojos verdes e incisivos
se batían, con halo despreciable,
con los suyos,
como exigiendo un desagravio,
una reparación moral.

Ese era el final de su carrera.
Escandaloso y trágico.
No podía seguir ocultándolo.
Ninguno oyó cuando ella le espetara:
“Confesá, hijo de puta.”
Él se desarmó,
y con voz apenas audible dijo:

“Está bien.
Ya basta. No me hostigues.
Lo confieso.
Una vez leí un libro de Pablo Coelho.”

Y rompió en llanto. 

Tan cierta, tan real.

Tan cierta, tan real,
tan bien forjada
la tristeza que envuelve con su velo.
Un fraternal abrazo
en la ciudad mordaza,
como esa alquimia vieja
que revela
su falta de promesa,
en la ampollada
potencia universal
que el alma atisba.

Degeneran las cosas
si se llevan a un punto sin rigor
en el debate.
Los márgenes torcidos
representan
los mudos escarceos del amante.

No querer ser abeja
ni abejorro.
No querer ser malvón
ni ser caléndula.
Solo estar a tu lado en la mirada.
Demasiadas palabras nos asisten
y el peso del tirano nos acecha

Rezar
es vulnerar todo silencio;
llorar
es alcanzar las evidencias.
-Si hay celos no hay herrumbre-,
me dijiste.
-La acción es terca y pobre-
te decía.

La parte superior
se contonea
con músculos que roen
el deporte
de andar muriendo en cada negra boca
cuando uno busca razones con qué justificarse.

En la mesa del bar había
dos copas,
un roto cenicero con colillas,
un mantel con zurcidos y botellas,
un nudo en la faringe,
algunas servilletas de papel,
y un dolor con vestido de entre casa.

Sobre la misma mesa había
cuatro manos
dos pares con diez dedos
cada una,
una alianza de oro que brillaba
sobre la palma izquierda del necio carcelero.



viernes, 3 de septiembre de 2010

Obra maestra




Eduardo Sívori.

OBRA MAESTRA.

No sé si habrás notado que el cuadro y la candela
están en misma línea, en áurico rectángulo
de regla y de milímetro.
No sé si habrás notado las luces y las sombras,
disposición perfecta
iluminando zonas
(la vela por izquierda, el notable detalle).
Los pechos de madura mujer del ante siglo,
los pliegues de las sábanas,
el cruce de las piernas.

Sin embargo, no es eso,
No es eso, amigo mío,
que convierte en maestra
esta obra, este cuarto.
Es la voz de la tierra,
el aroma de hembra morena e imperfecta
y el rostro acongojado que la dibuja fémina.
Nos conmueve el abdomen claroscuro y difuso,
las venas remarcadas, la chinela en el piso,
el aire de paisana, el despojado ambiente,
de una niña que reina en soledad y en reposo,
tranquila, despeinada,
feliz en su ignorancia sumisa
y bien probable,
de futura matrona anciana y desdentada.

jueves, 2 de septiembre de 2010

El amor nos aliena

El amor es trabajo
y una dulce rutina de momentos
que logran abatir
el miedo encarnizado por las usucapiones
con que instala la muerte
su dominio de reina inevitable.

El amor nos aliena,
al igual que el cansancio que dejamos
hundido en una fábrica de cunas
o ahogado en una tabla de madera.

Sufrimos por tenerlo
si escurre entre las manos
sufrimos por perderlo en la penumbra
sin saber bien porqué
ni si habrá un regreso
al dónde, al cuándo, al siempre,
del cruel que nos agobia
marcándonos la piel con su tatuaje.

El amor no envejece a las personas;
son aquellos que amaste quienes salvan
con su tersa y lozana rebeldía,
contraria del oculto infortunado.
Los hombres son las horas deliciosas
que gozaste en sus brazos.

Porque labor y vida son sinónimos
y amar y morir tan
parecidos al viento y a la espuma,
que el cuento que narraban los abuelos
de una infancia feliz hasta un deceso profundo
apenas se asemeja al tiempo en el que existes.

Si el amor como piensas, te devana los sesos
no sepas de otro tanto que te encanilla el alma.

No sepas o no quieras
saber lo que ya sabes.
Solo soy mensajera vagarosa,
viviendo en periferia y rebeliones
sacudiendo pachorras de la tarde.

El ombligo de la tarántula

EL OMBLIGO DE LA TARÁNTULA.


“En su zócalo escribiría injurias
Y el nombre de mi peor enemigo.”
Robert Desnos.




Con pómulos sudantes,
con pechos alcalinos,
la viuda del amor
esparce sus contornos al amante.
Discípula de Desnos
ante Eros,
hija astral de la tiniebla perfumada,
su cuerpo redundante
de mujer tarántula
aguarda en las estrellas su equinoccio.
“knocking on heaven’s door”
preñando luces su ombligo cimbalista;
y en sus piernas maduras
los años que aún quedan por gozar
se espantan.
La picadura de la araña
del veneno melancólico,
que solo evanescerse puede
al esfuerzo agitado
de una prosopopeya imaginaria,
accidentalmente,
la prejuzga, la empeña y oriflama.


Lo duro y lo blando

LO DURO Y LO BLANDO

Lo duro y lo blando (un poema/monólogo interior de Lucía Angélica Folino)







Lo duro y lo blando.


//

¿duro o blando?

¿blando o duro? //

duro / duro /

duro de durar /

blando / blando…

como el agua blanda

de naranjo en flor /

naranjo en fruto /

naranjo en el color

de la naranjada /

naranja /

hada /

gracias / de nada /

blando /

entonces, como hablando /

y duro de oro duro /

oro de dorar y orar /

rezar / abogar / exhortar /

me ablando /

blando como blanco /

duro como piel dura /

nada dura /

mejor blando /

blandura /

la blandura dura /

dura y dura como una pila

de Duracell /

cell: célula / celda /

cell: ser una célula en prisión /


¿dura o blanda? /

ser o no ser / ésa es la cuestión /

cuestión que perdura /

y ablanda a-blonda /

como rubia blondinense /

tengo un blondo hondo /

que es naranja /

color y complementario /

del azul del cielo /

del azul del mar /

mar de martes /

de miércoles de gris ceniza /

mas sin ceniza /

ni Cenicienta /

ni Rey / ni mar / ni duro /

ni opaco /

ni suplementario /

del ángulo complementario /

con blanda ceniza del tiento /

del tiempo y del horario /

del oscuro escenario/

del diario vivir //

¿blando o duro?

duro ablando /

los tiempos son duros /

los tientos son blancos //

hay que elegir el color de la tiza

del tiempo /

su textura / su tersura /

su arco iris

de bravura /

a ultranza /

con cuerpo y mente /

en contradanza /

duramente /

mentalmente hablando

sin detener el reloj /

entrando en su grieta blanda

e infinita-mente blonda /

de un blando blanco a su lado /

iluminado por grises naranjos /

y con negros matices azulinos /

para que todos sean felices

azulados /

y coman perdices /

echando raíces /

sin perder la vida

en las opciones de la vida /

para acceder sin prisa y sin tardanza /

al misterio blando de Dios.



















Felinamente.
Lu


Otra versión:
Lo duro y lo blando. 
// 
¿duro o blando? 
¿blando o duro? // 
duro / duro / 
de durar / 
blando / blando… 
como el agua blanda 
de naranjo en flor / 
naranjo en fruto / 
naranjo en el color 
de la naranjada / 
naranja / 
hada / 
gracias / de nada / 
blando / 
entonces, ¿como hablando? / 
y duro de oro / 
oro de orar: 
oro de rezar / abogar / exhortar / 
me ablando / 
blando como blanco / 
duro como piel dura / 
nada dura / 
mejor blando / 
blandura / 
la blandura dura / 
dura y dura como una pila 
de Duracell / 
cell: célula / celda / 
cell: ser una célula en prisión / 
¿dura o blanda? / 
ser o no ser / ésa es la cuestión / 
cuestión que perdura / 
y ablanda a-blonda / 
como rubia b/londinense / 
tengo un blondo hondo / 
que es naranja / 
color y complementario / 
del azul del cielo / 
del azul del mar / 
mar de martes / 
de miércoles de gris ceniza / 
mas sin ceniza / 
ni Cenicienta / 
ni Rey / ni mar / ni duro / 
ni opaco / 
ni suplementario / 
del ángulo complementario / 
con blanda ceniza del tiento / 
del tiempo y del horario / 
del oscuro escenario/ 
del diario vivir // 
¿blando o duro? 
duro ablando / 
los tiempos son duros / 
los tientos son blancos // 
hay que elegir el color de la tiza 
del tiempo / 
que atiza su textura / 
su tersura / 
su arco iris de bravura / 
a ultranza / 
con cuerpo y mente / 
duramente / 
mentalmente hablando 
sin detener el reloj / 
entrando en su grieta blanda 
e infinita-mente blonda / 
de la danza 
de un blando blanco a su lado / 
iluminado por grises naranjos / 
y azulados matices azulinos / 
para que todos sean felices 
y coman perdices / 
echando raíces / 
sin perder la vida 
en las opciones de la vida / 
para acceder sin prisa y sin tardanza / 
al misterio blando de Dios.