sábado, 9 de octubre de 2010

Seducción matinal

Seducción matinal





Durante algunos minutos

el tripulante construye la barca

de Jonás en la ballena

y la devuelve al mar de Peter Pan.



Dale mi bendición al carpintero,

por los golpes del martillo,

la fragua en la madera atronada

y la luz del día.



Nunca volveré a tener un sueño tan extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.