domingo, 16 de enero de 2011

La rosa de Dalí

LA ROSA DE DALI.


Ella veía el mundo a través de sus ojos.
Fumaba un cigarrillo.
Gimoteaba la herida.
Despertaba entre sueños
rescatando improperios y salvajes miserias.
Patinaba entre pisos
de escayola y espanto
impermeable a las horas
del terror presagiado por su ausencia infinita.
El día de los Santos anunció la partida
Perdióse en la ebriedad
de soledades tercas,
de infiernos estertóreos,
a tientas de sus hombros en la jaula vacía.
El páramo es botella, cristal de negra hechura,
especular rebudio
de un jabalí que se ha ido
desvaneciendo el día en felicidades huecas.
Se cierne en la fatiga
el lagrimal reseco.
La pena prematura desemboza y jadea
en un lecho de mosto, en un gesto de sombras
por la aciaga leyenda.
El pecho se detuvo:
La rosa yace yerma.
El vientre desolado de un amor sin sumario
agoniza en el cielo
de sangrienta mandíbula,
en la eterna escalera.






sábado 5 de julio de 2008



sábado, 8 de enero de 2011

La leyenda de Zelda

LA LEYENDA DE ZELDA.


a Shigeru Mishamoto.









En un cofre dorado del tamaño de un cuis,
desbordado de sustantivos y reminiscencias
me encerré por dentro
con la sombra en brazos y
la tristeza apoyada sobre mis espaldas.
Cuando me hallé en el desván,
tiempo más tarde,
abierta, raída, frágil,
lejana a la parafernalia
y la devoción por fantasmas
en el bosque
con los cuatro nombres de
Mujercitas
en Wonderland,
no quedaba de aquel baúl más que un recuerdo,
un agujero sin árbol,
un espejo roto,
una llave
abandonada en cenizas,
intactas, eternas, mentirosas.
El Agitador del Viento
deshizo el acertijo bautismal
y ningún Link, el Guerrero
apareció para salvarme.

jueves, 6 de enero de 2011

Happy New Year

EL TÍTULO ES DE UN POEMA DE CORTÁZAR, ESTE POEMA ES MÍO..



HAPPY NEW YEAR.





Rebuscan en la basura

las botellas descartables

que apilan prolijamente en la esquina.



No pasan hambre.





Se excitan ante el hallazgo del frasco

de un desodorante vacío

y por cinco mangos te hacen cualquier gauchada.



No pasan hambre.





Sueñan con ganar a la lotería,

aunque no puedan jugarla.

Sus moneditas van a parar

al vino en cajas de cartón

indelicado y goteante.



Pero no pasan hambre.



No llevan guantes de cirugía

porque cirujean mejor

con sus largas uñas negras.

A sus pocos dientes

el gobierno les dará esta noche

una porción de pan dulce barato

y un concierto de tango en la avenida,

que costará carísimo.



No. No pasarán hambre

ni sed.





Brindemos en nuestras casas

frescas y abundantes

elevando la copa de champaña:

“la farsa está servida”



Ellos no pasarán hambre.

Nuestras conciencias decodificadas

se pondrán en orden, tarde o temprano.




Felices fiestas.

Leda y el cisne

LEDA Y EL CISNE-.









Pareja viene de par y no de reja
pareja incandescente, no enjaulada,
pareja viene de las rocas diluidas
por la lava volcánica hecha trizas.
El cisne es un poeta haciendo trampas,
pues no dice que es Zeus en su panoplia,
su altivo cuello, su plumaje armado,
la lengua de su pico persistente
que acorrala y abisma nuestra sangre.
Y Leda es tanta Leda perforada
por deseos del haba de Afrodita,
que en pasiones crispadas morir puede.
Su despojos, sus hálitos en pugna,
coleccionan un gris resumidero,
recio estupro, tal vez, una ignorancia,
una pena inaudita..
¡Qué entrepaño es aquel que nos demora
en la unión con impar bípedo implume!
Arrebatos de présbitas serpientes
destituyen la fe con sus pezuñas.