sábado, 21 de abril de 2012

Poema publicado como prólogo al libro de Abelardo Martínez



PERDIENDO LA FE EN LOS HEXÁMETROS.

Trabajo de las noches y los días.
¡¿Que mal será de mí sin las palabras
que crearon los diablos de macabras
penitencias y oscuras pasantías?!

Las notas que leerás no son las mías,
La música pretérita que labras
oculta las mil y una abracadabras
cuando, a renglón seguido, desconfías

del arte de la pluma diletante
que leva la emoción de fe menguante
con ríspida, inaudita hipocresía;

pues, se ha llevado al mundo por delante,
calzándose al postor con su talante
la vanguardia de ritmo y armonía.

viernes, 20 de abril de 2012

La humilde condición de los pobres


La humilde condición de los pobres.



Ser humilde no es callar
lo que uno vale o cree que vale.
Ser humilde es saber que no pertenecemos a la elite
que decide quien y quienes han de valer
más que uno
hasta que él mismo uno se convenza
de su impotente idoneidad creadora.
Abomino de las derechas monárquicas
con ficción de campeones de la democracia.
Todos seremos Lucía Angélica Folino.
Pronto, muy pronto verás florecer
la rebelión de los humildes de Latinoamérica
a la vuelta de la esquina.
Escupiremos las bocas
de los violadores de sirenas
que relegan nuestros laureles
a la cocina doméstica
con pollos muertos de frío,
sobre la asadera de metal,
y decoran las paredes
colgando espejitos de colores
en los retretes del subdesarrollo.
Ahora tenemos nombre y apellido,
edad, domicilio, huellas digitales,
exigimos nuestra parte en el botín.
No somos inmigrantes del mundo.
Era hora de que algo nos pasase
a los descastados,
desclasados por la historia oficial
de la lacerante hipocresía.

lunes, 9 de abril de 2012

Lamentación de Joaquín Martínez

Copita, 
oficial mentor 
de selva silenciosa. 
Es necesario 
el sigue lloviendo 
lluvia en el malecón 
de las profundas estancias. 
Jamás tantas cosas 
frecuentaron 
un significado que clasifica 
las premisas, los velos, los etcéteras,
para peinar un conjunto 
de juicios, 
de extensiones, 
de antagonismos. 
¿Por qué no me gusta 
que no me guste? 
Encima con pretensiones. 
Ah, la sensibilidad social 
del artista y su gemido. 
Por otro lado, 
una lamentación de ambulancias 
como diciendo: 
Rosas fragantes. 
Perlas de Ormuz. 
¿No tenés miedo de que el informe tigre 
se despierte? 
Llevo lento en el sombrero 
un pozo de agua,
por si refresca. 
Reinado de la Poesía y el músculo. 
La tempestad está en la palabra. 
Viven todas las lenguas 
bajo el sol. 
En cada espectador 
crece la culpa. 
Los instintos tejen la tradición 
con adulación del oprimido. 
Tengo débil la voz 
y mediocre 
el alma del paladar. 
Sospecho de mí. 
No se lo digas a nadie. 
Moriré con falsa delectación 
cuando todos me golpeen 
en este sótano revulsivo, 
donde fumo demasiado alquitrán 
y alquilo un ejemplar 
de postales neuróticas o meritorias. 
La gente no tiene nada que hacer 
y me señala. 
Estaré alerta 
por si ya me descubrieron.

lunes, 2 de abril de 2012

Recomendación para un domingo sin sol

RECOMENDACIÓN PARA UN DOMINGO SIN SOL.

Omne ignortum pro magnifico est.
O sea: everything unknown appears magnificent.
Tal vez: todo lo desconocido nos parece magnífico.

Y así.


A veces pienso cosas extrañas.
Imagino que Félix
es el mismísimo diablo mesiánico;
que en su biblioteca tiene cien mil libros
y no necesita leerlos .
Total, para qué,
si ya lo sabe todo.
Toca la armónica por compasión.
Presume de Marx y de los griegos.
De cabo a rabo los detesta.
“Pájaro en mano,
amanece más temprano”
dicen los de la orquesta
que se empeña.
Nadie en su sano juicio
adivina que el oficio
del cantor
es cosa pequeña.
Un mito de la caverna.
Un orzuelo en el ojo.
Una tibia simetría alrededor del cosmos.

Vamos, Félix. Vamos.
Megáfono y poesía:
Letal combinación.
Matarían tu vida para siempre.
No la vida mortal,
esa vidita de diccionario
con nacimiento,
desarrollo y fin de jornada.
La vida en el Universo
que bien mirado
no es más que un universo
devorado
por el ojo divino
que lo alcanza,
lo transgrede y contraviene,
cruzando agujeros negros
llega al límite
del tiempo y el espacio.
Pierde las coordenadas
mas, no aprende a espiar.
No puede ver sin haber visto antes.
No habrá abstracción de las matemáticas
que ampare al moribundo ciego.

Ya sin más.
La aspereza áspera
Ripio profundo.
Brioso colibrí.
Memorias de putas tristes
y no tanto.
Novelas breves.
Sofía en camiseta.
Poesía del viento y el rebenque.
A tu salud, gorrión que ulula.

Feliz fin de semana, España:
Ojalá que no te llueva.
Ni café ni ferné cola.
Ojalá que te ampare
la vergüenza republicana
y te juzguen tus anestesiados
prisioneros esclavos,
tediosamente aburridos.

¿Vamos a cocinar gnocchi
con salsa scarparo
para tu cumpleaños del mes de abril?
Salsa scarparo,
aro aro:
Tomate natural, al
Oliva, iba.
Albahaca, baca .

Ajo y agua.
Ajo y agua.
Ajo y agua.

No saberse corregir.
No saberse.
Poder.
No poderse saber.
Corregir, corregirse.
No saber corregirse.
Ser Incorregibles.

Este es nuestro mal punzándonos en el pecho.