lunes, 2 de abril de 2012

Recomendación para un domingo sin sol

RECOMENDACIÓN PARA UN DOMINGO SIN SOL.

Omne ignortum pro magnifico est.
O sea: everything unknown appears magnificent.
Tal vez: todo lo desconocido nos parece magnífico.

Y así.


A veces pienso cosas extrañas.
Imagino que Félix
es el mismísimo diablo mesiánico;
que en su biblioteca tiene cien mil libros
y no necesita leerlos .
Total, para qué,
si ya lo sabe todo.
Toca la armónica por compasión.
Presume de Marx y de los griegos.
De cabo a rabo los detesta.
“Pájaro en mano,
amanece más temprano”
dicen los de la orquesta
que se empeña.
Nadie en su sano juicio
adivina que el oficio
del cantor
es cosa pequeña.
Un mito de la caverna.
Un orzuelo en el ojo.
Una tibia simetría alrededor del cosmos.

Vamos, Félix. Vamos.
Megáfono y poesía:
Letal combinación.
Matarían tu vida para siempre.
No la vida mortal,
esa vidita de diccionario
con nacimiento,
desarrollo y fin de jornada.
La vida en el Universo
que bien mirado
no es más que un universo
devorado
por el ojo divino
que lo alcanza,
lo transgrede y contraviene,
cruzando agujeros negros
llega al límite
del tiempo y el espacio.
Pierde las coordenadas
mas, no aprende a espiar.
No puede ver sin haber visto antes.
No habrá abstracción de las matemáticas
que ampare al moribundo ciego.

Ya sin más.
La aspereza áspera
Ripio profundo.
Brioso colibrí.
Memorias de putas tristes
y no tanto.
Novelas breves.
Sofía en camiseta.
Poesía del viento y el rebenque.
A tu salud, gorrión que ulula.

Feliz fin de semana, España:
Ojalá que no te llueva.
Ni café ni ferné cola.
Ojalá que te ampare
la vergüenza republicana
y te juzguen tus anestesiados
prisioneros esclavos,
tediosamente aburridos.

¿Vamos a cocinar gnocchi
con salsa scarparo
para tu cumpleaños del mes de abril?
Salsa scarparo,
aro aro:
Tomate natural, al
Oliva, iba.
Albahaca, baca .

Ajo y agua.
Ajo y agua.
Ajo y agua.

No saberse corregir.
No saberse.
Poder.
No poderse saber.
Corregir, corregirse.
No saber corregirse.
Ser Incorregibles.

Este es nuestro mal punzándonos en el pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.