viernes, 29 de junio de 2012

No mezclarás carne con pescado.

No mezclarás carne con pescado.

NO MEZCLARÁS CARNE CON PESCADO.



No mezclarás carne con pescado.

Dicen sus Majestades Británicas
a través de sus aves de rapiña de turno,
que (según la definición de la Real Academia Española)
la inclinación erótica entre individuos de un mismo sexo
es una elección, un acto volitivo,
no una enfermedad psicológica.

OHMS. OMS:

Alegan además, que vivimos en “pandemia”
de influencia porcina o suina
mas evitan discutir sobre sus marranos perjurios
de tiranías ávidas de capar puercas omnívoras
de apellido itálico,
que arruinan con su pastoreo
apabullantes negociados del imperio
(no aclaremos que oscurece).


OHMS OMS.

Yo arguyo que están mintiendo,
manipulando a su antojo los barbijos
de victimarios y rehenes de las grandes ligas.
Yo digo que están sangrando por la herida narcisista:
que ser homosexual no es ser gay o alegre.
Es una discapacidad emocional
y merece más respeto.


OHMS. OMS.


Los personajes a sueldo,
prohombres o insignificantes damas
quizás de sexo femenino,
que ni pro ni contra son,
saben mejor que nadie que
a las mujeres se las domina penetrándolas,
y a los hombres, sodomizándolos.


OMS. OHMS.

Estos mandatarios fornicantes con cuerpo ajeno
exhiben sus rancias neurosis de impotencia mental.
Nunca saciarán, sin embargo,
su ego,
ni la sed de dominio esclavista de la civilización
(de la que esperan un milagro:
sobrevivirla).
Están en la cuerda floja
y tambaleando de miedo…


OMS, OHMS.

Por eso, embarran la cancha.
Por eso, niegan la evidencia.
Por eso mismo,
van a perecer en la inopia inquebrantable.
Pero antes, pagarán su estafa los esbirros.
Porque nos han negado tres veces
y el gallo todavía sigue cacareando.

sábado, 23 de junio de 2012

Portami via ( versión traducida Folino /Gabetta)

LLÉVAME LEJOS  (Lucía Folino/Lorenzo Gabetta)


Llévame lejos.

Llévame en tu piel.

Llévame lejos.  Apodérate de mí.

Llévame lejos,

entre tus arrugas

por ese mundo de palabras sospechadas,

donde residen los instintos naturales. 

Tú,

llévame lejos.

Llévame en tu piel.

Déjame odiarte, pero no me temas,
         
porque lo que digo, ni por como atacaré.

Mi resistencia al amor me da pavura 
 
Tú,

llévame lejos,

como una maleta,

como un no sé qué…

como un escondite  que no sirve cuando el brote

vive inmutable entre dos páginas de un libro,

cual maquillaje  abandonado en la cartera,

un saldo bancario de una cuenta que he cerrado,

como un boleto de ida sin retorno,

que se ha perdido en un bolsillo agujereado;

como un talismán del que no quieres desprenderte.

como una canción que encubre una pasión

para hablar de ti.

Llévame lejos.

Llévame en tu piel.

Llévame lejos. Apodérate de mí.

Como una cosa inútil, que un día se tirará,

como el recuerdo de un viaje por el mar

ahora pasado

y que tú no sabes si es para alegrarse o para olvidarlo

como una foto, de la escuela secundaria,


Tú,

Llévame lejos.

Llévame en tu piel.


El nomeolvides que te he franqueado,

lleva guardado, entre tus pendientes

si necesitas apoyarte en mí  y me pides:


Tú,

Llévame lejos.

Llévame en tu piel.

lunes, 11 de junio de 2012

Llévare una cala al cementerio

Llevaré una cala al cementerio y
será ave migratoria su aleteo,
repujaré una estatua en el camino
del hueso encabritado que te ocupe.

La única retórica que impongo
es desterrar los escudos de muerte
e inundar de perfume el espejismo
con el claro decurso del incienso.

Luciérnagas propician el ruidoso
insondable vapor del  nacimiento,
convulso, de la vida renovada
sobre el ramal del árbol que te llora.

Elevaré una queja a tu garganta
por desolar la tierra prometida:
"va con la eternidad el que va solo"
y una rabia marchita.

Imágenes umbrosas del dolor
ceden y retroceden,
fusiladas por golpes atizados
por la flor del amor que  no se olvida
de quien nunca durmió sin mi presencia.

Y sé que ahora que somos  haz de luna,
disimulado por espesas rutas,
desterrado del tálamo nupcial
de solteronas mudas,
miro los rostros y te sigo viendo
(a mi lado (acostado (a mi costado)))
ancho potro feliz

                                   y enamorado.
                                                                                                             ...  y enamorado.

viernes, 8 de junio de 2012

nada es definitivo, excepto la muerte (versión corregida)

Nada es definitivo, excepto la muerte.

I

Nuestra existencia es: un mito contradictorio,
un gusto compartido donde el tiempo es el centro,
un jardín de nogales, y algún feliz encuentro,
un susto sin sentido, un ruido de abalorio.

Una tarde perdida en desierto dormitorio,
engreimientos vanos  del vino del borracho,
una luz sin medida con  gloria de  muchacho,
una tibieza inédita, un saber ilusorio.

Respiros genuinos, religiones sustitutas,
un callejón sin salida, ensueños de la moda
con demencia senil,  lecciones de tortura.

Gobiernos contagiosos, los pechos de las putas,
Países y fronteras, un vestido de bodas,
las pizzas adobadas y la Pasión impura.

                                II-

Nuestra existencia, ataca, presume, se defiende,
procura golosinas, promete maravillas
en palabras escritas con ripio y banderillas
avergüenza a los necios, y a veces, los enciende.


El  gris hilo  delgado donde la vida pende
parece un tronco grueso que tributa semillas
al hombre y su fanfarria  de harenes de costillas
que inventan la injusticia que mata y nos ofende.


Y así vamos llegando, medianamente a viejos,
soñando con las griegas leyendas y contritos,
floridos o eclipsados detrás de los espejos,


metidos en la  jaula que nos burla a  los gritos,
volando hacia la nada, tan cerca y tan lejos
nos aguarda el Dios-Eros,  igual que a los monitos.







Nada es definitivo, excepto la muerte.