lunes, 19 de noviembre de 2012

A todos aquellos





A todos aquellos

que no marcan distinciones

entre bálsamo y hedor;

a todos aquellos

que tengan obsesión

por la salida mística,

a pesar de la noche del año

en que se admita;

a todos aquellos

que detestan las anáforas

y la melodía satánica,

tanto como

sus caretas frente

a los espejos en liquidación

del olvido.

A los pájaros perfectos,

a las mujeres y hombres imperfectos,

a las parejas abnegadas,

a los que extinguen la llama de la libertad

y han crecido comiendo caramelos

Media hora,

con la boca avarienta de aceitunas,

a los camaristas del crimen

con verdades ayunas

de causalidad y justicia.

A los vecinos del averno

que cantan villancicos deslucidos;

a los autores de la razón de mi vida,

a los chiquillos aficionados

a escribir cartas de amor;

a los laicos feligreses del descontento popular;

a los que juegan

apostando a morir en sus camas;

a los panaderos

que no arreglan televisores

y a los fabulosos electricistas

de linterna a pilas

y taladro mecánico.

A todos aquellos

en condiciones de vivir

un día más,

con sol estereotipado en primavera,

con niebla o lluvias torrenciales;

a los violadores de la Ley seca,

a reglamento;

a los comisarios de a bordo

de aviones desaparecidos

en el Triángulo de las Bermudas;

a todos los etcéteras,

sobreentendidos e implicados,

que pueblan este mundo in fine:

les encargo mi alma,

para que la salven.

De momento,

no me toca sino recordarles

que las puertas cerradas del infierno

arden en llamaradas acuciantes

y se oyen, desde lejos,

abucheos a los torturadores.

Y que sepan,

de una buena vez,

que una existencia honesta

o desquiciada

se consume

al precio promocional de un paraguas

de alquiler,

subastado en Disneylandia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.