domingo, 6 de octubre de 2013

San Andrés Teixido

SAN ANDRÉS DO CABO DO MUNDO. 





A mi abuelo nacido en Calabria, que lleva el nombre del Apóstol que pidió a Dios un lugar en el mundo para ser recordado : Andrés Folino 

"A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo." Refrán popular gallego. 



Quien quisiera expulsar el odio fétido, 
velozmente, 
por su agria visión del fiero animal que lo circunda, 
cual aluvión del árido y banal 
tumor enmohecido, 
prehistórico, 
que cerca con diez y un mandamientos 
la noche religiosa del diluvio, 
deberá dejar su lado esencial 
en un ciempiés de ovillos, 
con su elección carnal, decapitada. 
Es natural 
presagiar variedad de libertades, 
y no obstante, hay 
un nivel de portento en los temblores 
que en la fiesta de San Andrés escrutan 
sus juergas olímpicas aguardando 
el 13 de diciembre de Lucía, 
Santa de Siracusa, por testigo. 
Las piedras hablarán durante el Juicio Final 
de los finales anteriores. 
Inmolado el Verbo en Patrás, 
tierra de Grecia, accedo a una sospecha: 
¿Sucumben al infierno donde irán de muertos, 
quienes no peregrinen con sus velas 
de abolición del rango imperialista, 
manchado de violencias engañosas y estafas laudatorias? 
Humedad del Cantar de los Cantares: 
Los limoneros sutiles, darán jugo 
en las cuatro estaciones del Abismo, 
de plural rebelión con Cruz de Malta. 
Mirador que no cumpla su promesa, 
reencarnará algún día como un sapo, 
una culebra celta, un bicharraco 
o una lagartija escamada en bronce. 
Es decir, su adopción a la ponzoña. 
Pescador de joyería de plata. 
Delta de un Nilo truhanesco. 
Estatuas con vestigios de reinos del pasado. 
Magna Alejandría: 
La oscura esclavitud que liberaste 
fue nave en el naufragio de mi fauna. 
Biblioteca del Faro inmaterial. 
Las diosas del Museo, que su funesta 
derrota inmensurable han percibido, 
hoy viven lagrimeando por los blasones quedos 
del árbol de la Fe y de la Sabiduría. 
Las tinieblas están pobladas de escombros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.