lunes, 25 de noviembre de 2013

Cartapacios

Estamos hechos de tiempo y somos fosforitos 
igual que madreselvas al borde del camino, 
como colgados vivos en el absurdo espacio 
procurando elipses comerciales de fenicios 
en ciudades guardapolvos, en los desperdicios, 
buscando cartapacios, entre ratas y mitos.
Leyenda del existir, parábola de moda. 
Creencia del ayer, futuro que se exhuma 
en banquetes de un funeral que se perfuma 
de exóticas esencias aromadas de boda, 
sintiendo que la muerte temprana es inhumana, 
si se trata de olvidarnos de nuestro yo, en ritos.

Parécenos la tarde, como una encrucijada.
Añoramos la noche en cualquier regazo amante, 
y vamos encontrando pájaros en bandada, 
relictos por los vientos, perdidos como guantes 
en un jardín de infantes, ya sucios y harapientos 
rememorando el día que es peor que la andanada.


Estamos hechos de tiempo y somos fosforitos 
Igual que madreselvas al borde del camino, 
Como colgados vivimos en el absurdo espacio 
procurando elipses comerciales de fenicios 
en ciudades guardapolvos, en los desperdicios, 
buscando cartapacios, entre matas de mitos. 

Leyenda del existir, parábola de moda. 
Creencia del ayer, futuro que se exhuma 
en banquetes de un funeral que se perfuma 
de exóticas esencias aromadas de boda, 
sintiendo que la muerte temprana es inhumana, 
si se trata de olvidarnos de nuestro yo, en ritos. 


Parécenos la tarde, como una encrucijada 
Añoramos la noche en cualquier regazo amante, 
y vamos encontrando pájaros en bandada, 
Relictos por los vientos, perdidos como guantes 
en un jardín de infantes, ya sucios y harapientos 
rememorando el día que es peor que la andanada. 
---



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.