domingo, 13 de abril de 2014

Manatial










: El ombligo me divide y reclama, 
me ordena, manipula, me enternece, 
impugna los alivios y ensordece, 
me pierde entre las ganas de sus ganas. 

Un origen de versos mal contados, 
oración de adjetivos evocados, 
un huracán de lodos y cenizas, 
siempre será imposible que el cerrojo 


corte las alas de piratas rojos, 
angelotes del huero equivocados. 
Enhebrando los versos en tiritas, 
las entradas, picadas, salsas fritas,
 
una mano de arena, una de cal 
un señor asesino entre mis cejas, 
toca la buena fuente de una mesa, 
manantial. 
Manantial.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.