martes, 6 de mayo de 2014

Cetrerías

CETRERÍAS.







CETRERÍAS.



Reconozco haber bajado la guardia,
Me confié,
enmarañé mis sentidos.
Soy un ave rapaz
por aspersión,
pero podrás llamarme tigre o gata.
Pertenezco a la familia de los felinos,
a fin de cuentas,
casi humana.
Cuando no era obligatorio
dejar constancia de fe bautismal
Rasputín me desgarró el alma.
Necesité un boticario.
Encarar las ventanas
mirando al sol,
fue una primera solución al vacío.
Otro lobo estepario
con gloria de taumaturgo
despertaría el más álgido de los instintos.
Mi personalidad es una encrucijada y
estoy diciendo mucho ...
En un foro de cetrería
encontré una habitación muda
para ejemplares adultos,
el hurón hay que usarlo con moderación,
mas no son adultos ejemplares;
cambian su plumaje
en función halconera.
Corto vuelo de los pájaros
en abstracta quietud de laberinto
en las pistas de frontón, con sus techos
de asbesto y Uralita.
Algunos consejos pueden ser útiles
para limpiar los materiales
y que no se encharque
el dolor.
Construye un sumidero
para que evacue.
Es que quiero poner coto de caza por Navidad.
Yo no utilizaré el césped artificial
(que es como de fibra)
ni tampoco cordel grueso
(la típica soga de atocha).
Nunca he necesitado escarpias
ni mantenido gavilanes,
buena opción era alicatarlos.
Escóndete un buen rato
antes del disparo de cerca
y si permaneces en silencio
alguno acabará por salir a comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.