domingo, 1 de junio de 2014

Sonetos del 2008 (para los compañeros de La Comunidad)

A Hëlmut.

no no no no no no no no no no no 


no no no no no no no no no no no

Esa zona que toca la sobrina
-decir vagina me parece burdo-
¿será ese Mano negra de Argentina
que mete púas y la va de zurdo?

Esa roja tanguita tan latina
es el colmo llevado hasta el absurdo
de los vates que gastan tinta china
escribiendo sonetos de palurdo.

¡Quien fuera algo más que un recuerdo viejo!
Un sitio en la morada del artista,
unos labios tatuados en su espejo,

una bella durmiente equilibrista
que escucha, calla y sigue tu consejo:
por no bailar solita en una pista.


MUJER DE CINCUENTA

Quiero ir con aquel a quien amo.
No quiero calcular lo que cuesta.
No quiero averiguar si es bueno.
No quiero saber si me ama.
Quiero ir con aquél a quien amo.
B.B
.






Bertold Bretch te ha escrito un haiku, mujer
de cincuenta. Naciendo cada día
en vísperas de nueva compañía,
te regala su audacia y su querer.

No calcules el tiempo de la espera
ni digas lo que es bueno para atarte
a la fiel ilusión que deja el arte
cuando libas en su panal de cera

de abejas una miel azucarada,
una tibieza porque los reencuentros
de sueños de una novia enamorada

de experiencias sentidas desde dentro
albergan la pasión aletargada,
por la euforia que emana tu epicentro.


a mi amigo fuser.


Entre Silvio, Sabina y los tres diablos
me encuentro tu lamento de rodillas.
¿Acaso no tomaste las pastillas?
Bien, sabes, mi querido de qué te hablo.

Te propongo una cosa, mi Retablo
de duelos, está online a pocas millas.
Lo lees y te quitas las ladillas.
A vuelta del camino está el establo

donde irán a parar nuestras rencillas,
los dolores y marcas de aguijones.
La piel olvida. Somos avecillas

perdidas en los más negros rincones.
No podemos movernos de la silla
atados a la red entre apagones.




http://retablo-de-duelos.blogspot.com


a Manuel Abal y los dibujantes de la comunidad.

Hay olor a pimiento en la sordera.
Dice Manuel que está como un kinoto,
dulce y zarpado se lo nota ignoto
de bailes de salón entre polleras.

Irónico su aval nos desespera
y brinda carcajadas con su foto
de gato en la ventana donde "El roto"
le marca su lugar en la catrera.

Con su amigo "Majofa", que es Matías,
con "Paio", con "Liniers", con "Rep", con "Sendra",
el carozo del fruto es una almendra

que comen con delicia sus Lucías.
Si me olvido de alguno se lo endosas
al Podeti de gola carrasposa.


a Joaquín Urgel, en el día de su santo.

(Ambrosio Villarreal)


Si estuviera mi amor aquí al ladito,
ten seguro que no escribiera nada;
mi boca con solaz y enamorada
calmaría la sed de su apetito.

Bebería su néctar cual mosquito,
chupara y moriría de embriagada,
las ánforas del éxtasis colmada
en brazos de su dios, mi Joaquinito.

Los versos que rebasan de mis labios
se empeñan en llegar hasta sus labios
y hallar en su crueldad fina mirada.

El alma debe al cielo su morada.
El cuerpo encuentra paz en el sosiego
y el hombre de mi vida es gallo ciego.






Cierro el kiosko por esta noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.