viernes, 4 de julio de 2014

Animales del Abasto

La madre no se llamaba Virtudes sino Victoria.

Los de la mafia le pusieron de sobrenombre "Wüito"

por el bailador flamenco que nació en 1942

y triunfó siendo muy joven en España.

Rozaba los 40 pero aparentaba 66.

Cada noche pedía una copa a cambio de una felatio.

Nadie sabía a ciencia cierta si era hombre, mujer o espantapájaros.

Fue internado en la guardia hospitalaria,

después de haber sido molido a patadas

por cuatro o cinco animales del Abasto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.