martes, 12 de agosto de 2014

El invierno congela las ventanas

El invierno congela las ventanas,
los amigos se van hacia otras partes,
el vino se avinagra y no repartes
carteadas esperanzas ni mañanas.




Las voces del romance son gitanas,
la razón de pensar es de Descartes,
los secretos condensan malas artes
y nadie vive acorde con sus ganas.




Se archiva el corazón en los estantes
con polvo de hojarasca y diccionarios.
Molestan las semanas los desplantes,




la afónica garganta, los rosarios,
la humedad de camellos inquietantes
y el seco agonizar de dromedarios.




Lu

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.