sábado, 16 de agosto de 2014

El regreso de una mujer o Desdoblamiento astral

TAMARA DE LEMPICKA.
EL REGRESO DE UNA MUJER.
(desdoblamiento astral)

Se ha muerto una mujer entre mis brazos,
un cadáver dilecto y sostenido.
Se ha muerto una mujer como mueren las pisadas
en la atmósfera turbia del paisaje.
La mujer que se ha muerto era un escudo.
Nous verrons, por detrás de la rendija
del porvenir volátil de la escena.
Se destina a otro sótano indulgente
como aquel que sepulta al asesino.
Su tiempo ya pasó, y ahora inminente
en el sueño la ves transfigurada.
Soy esta que durmiera en el reborde
del siniestro complot y la semilla
que se estrena entre mayo y la cosecha,
con el puño cerrado a la buscona,
y se riega al rescate sin fe, por si da frutos.
Trasnochada y gallarda de ti emerjo,
amanezco en la ausencia mensajera
en ramplonas minucias redentoras,
regreso viva de Lucía, indemne,
por seguir en la Nada, y seguir siendo,
la ilusión de vivir en desmemoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.