martes, 12 de agosto de 2014

Puesta de sol

PUESTA DE SOL.
A medida que nos hacemos más sabios
se evapora el diluvio
de nuestra memoria lingüística.
Caudal sin lecho ante la luz,
timonel perdido en la irreligiosidad
narcótica de borrasca,
que nos eyecta y nos anega
hacia un Dios, que antes fuera:
innombrable/
inmarcesible/
inenarrable/
ineludible
inefable/
inaccesible/
incontemplable/
inexplicable/
insustituible/
ineluctable/
insospechable/
insondable/
insolente
e
inasible
y ahora,
es apenas,
puntual nube de paso.

Acaso el miedo
resida en la palabra
y no en la puesta de sol.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.