jueves, 21 de agosto de 2014

Religiones ( Un templo, una mezquita)

RELIGIONES.

Un templo, una mezquita,
gran catedral,
iglesia en pueblo chico
infierno grande,
una cruz en el ojal,
diario íntimo de cena con compadres
y bautismos
Abrazos in-finitos.
Un rosario
en lo profundo de la calma.
Aniversario de díscolos narradores,
que siempre mueren de elemental olvido.
Sin embargo, tu nombre,
reluce en las aceras,
entre charcos y baches,
cimarrones amargos,
y el sutil desnudo que tu boca exhibe
se viste de hojas de otoño
hirsutas y grises.
Amsterdam compartido
era el sueño heroico,
donde falla la memoria
-no estoy segura del eco de la pompa-
Reminiscencia sin corbatas
de idéntidas baladas,
perdidas en el infierno de...
(adivinen ustedes el resto).
Pero, seguiré intentando
para no parecerme a la más fea,
a la más tonta,
para dejar un camino
con el polvo de mi marca.
Hay tardes (en) que me vence la desesperanza.
Todo fue dicho.
Solamente nos queda un remanente:
glorificar los poemas ajenos.
Hoy nada cambia,
porque todo cambió
el día en que te fuiste,
que te escapaste, para ser precisa,
de mi insensata locura
estatutaria
de bodas zulúes y baños de espuma
que curaran las sangrías
de un pasado en donde
escribimos la misma
deleznable página
e idéntico sopor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.