martes, 12 de agosto de 2014

Soneto irrespetuoso para los cómplices del silencio



Producción de dos días, sumo y sigo,
en los cuartos oscuros delirando,
y responde el espejo que hasta cuándo
le pienso reclamar. Otrosidigo.


Entonces, le pregunto a mi testigo:
¿no crees que me deben ir pagando?
y el coro de energúmenos del bando
bufando porque toco los ombligo


de los hombres más ricos y famosos,
de los viejos premiados poderosos
que exhuman mezquindad por el costado.


Y yo, que por mirar los he mirado
observando sus modos deplorables
me río y les contesto:¡Hasta que hables!


---------


Tú que eres la inconsciencia de un artista,
ya que has vuelto a mis labios y a mi escote,
tú que pierdes de mira mi bigote
y aprendes a correr por la autopista.

Tú que encantas y niegas a mi vista,
el nombre de la amada y su capote,
tú que ganas el cielo de rebote,
y estás arrinconada en negra lista.

Me abruma tu pregunta y tu respuesta.
Si escapo es por querer estar contigo
como el lobo que come de una cesta

de rojas caperuzas que bendigo.
Tu nombre va triunfante en las encuestas.
Serás mi Diputada: Otrosidigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.