lunes, 24 de noviembre de 2014

Estás loca, Pastorina

Flor de seibo de Argentina:     * + (1 y 3)
llorando por un suicida           **  (2 y 4)
que no te ve ni te cuida,         **
y te arroja en un convento     * +
en la mesa de descuentos.     * +

(Estás loca Pastorina         * +
te sueñan mis pesadillas    **
de canciones con ladillas.   * +
Torera de punta fina)         **

Como Eloísa, la novia      1 y 4
de Abelardo, que en la gloria   * +
dejó su voz oprimida.              **

Sigue llagando la herida       1 y 4
que dejaras en mi pecho,        * +
mulata  a quien por despecho   **
eché de mis aposentos.           **
Se terminaron los cuentos,      1 y 4
las noches con sed y en cueros.  **
Te mando este desafuero,      * +

porque no soy avariento       1 y 4
ni miento cuando no miento   **
los celos por mi letrista,        **
la mejor musa activista         * +
de burbujas contra el viento.  * +

(Estás loca Pastorina    * +
te sueñan mis pesadillas  **
de canciones con ladillas.  *+
Torera de punta fina)       **























Te lo diré de una vez y para siempre:


Estás loca, Pastorina

Luisita de cantautores
comedor de comedores,
torera de punta fina.
No te creas que Sabina
te dará muy buena vida,
"Antes de"... la escarlatina.

Sigue llagando la herida
que me dejara en el pecho
la rima a quien por despecho
eché de mis aposentos.
Se terminaron los cuentos,
las noches con sed y en cuero.

Te mando este desafuero,
porque si soy avariento
será porque así reviento
de celos por mi letrista
la mejor musa arribista
que hace sonetos del Ciento

Volando, por un suicida
que no la ve ni la cuida,
y la arroja en un convento,
como a Eloísa, la novia
de Abelardo que en la gloria
dejó su voz en la misa.

Papagayos y puteros,
curitas que mal no quiero,
mis ratones epidérmicos
descansan en vasos térmicos
al ver su garbo torero.

Clamores de los teatros.
Maquillan su dos por cuatro
los comparsas esperpénticos.
Que aunque parecen auténticos
su cara delata trampa.
Vamos yendo pal Tenampa,

que las bodas están cerca
de mi jermu de argentina,
alias "novia de Sabina",
quien te ha visto de tan terca
por el amor de una mina.
Estás loca, Macorina.


J.


Piloto automático:

La Leti pone medallas
para tapar su vergüenza.
Es que no tiene defensa
su conducta de oligarca.
Mira que viene la Parca
a comérsenos los huesos.

Pongo piloto automático
y me río de tus dudas.
Es cierto, soy un pragmático,
ningún poeta emblemático
podría llamarme Judas,
sino apenas, un lunático.

Porque Luna es mi afonía,
la mejor pichona mía,
Paloma de Rafael,
Paloma de Calamaro,
La Paloma de la Paz
de Picasso, el montaraz.

Yo soy solo su "ay, gorrión",
andaluz hasta los huesos,
que no regala los besos
porque canta su canción.
Viva la revolución.
Sopórtame los excesos.

Soy un genio y no hay tutía
mi ángel caído es Lucía,
Maravilla de Martínez
cuando pagan los botines
Venga un abrazo, campeón.

O mejor, llámame eminencia.
Total... que eres mi inconsciencia.



No lo reviso, perdón.
---


¿No te cansas, pellejona?
Esto parece Pamplona
tú el toro y yo al caer.

Me tienes a mal traer.
Yo suspiro por volver
a ver a mi musa un día
y tú tienes la osadía
de decirme que no existe?
Amiga, alpiste y perdiste.
Porque mi Lupe es de ley.
Para ella soy el Rey
y ella es Chavela, la Vargas,
Vargas Llosa y mi guitarra
que ni los dioses embargan,
que saben no me desdigo.
Por mi muerte la bendigo,
por mi vida la deploro.
Estoy tan forrado en oro,
que soy carne de su carne.
No encuentro rima con carne
y sin embargo... la digo.
---


Hostalita y más

Hostal de Loli, la peña,
que lee este chat con ganas,
no duda que con marranas
se baila mal. Tú te empeñas
aunque nacen bataclanas,
cuando el alma se despeña
de la noche a la mañana.

Guarda silencio, hostelera,
que nadie se sube al tren,
que arrimado con cualquiera
se baja de la escalera
exceptuando a Juan Montera
porque se corre al andén.

¿Cuántos versos me pediste?
Mil y una noches te invento.
Lo nuestro parece chiste
y aquí estoy sin documentos
pasando de la que insiste
con coplas y con jumentos.


Venga el tiempo de descuento
pide el árbitro al jurado.
El cantante ceniciento
está malacostumbrado
anhelando que el cimiento
se derrumbe pal costado.


Menesteres cenicientos
coincidencias oportunas.
Aprende a contar tus cuentos
porque no pegas ninguna.

Mi musa, sabe escribir
en verso y prosa la hambruna
que le provocan mis besos
lejanos de su fortuna.

Cuida a tus críos, madraza,
que te van a castigar
los cañones de Pedraza
cuando vuelvas al hogar.

No quiero tus ojos verdes,
de aceitunas estoy hecho,
para que vos me recuerdes,
no te cambio un berberecho.

Me cagué, a lo hecho: pecho.
Dijo el juglar una vez.
Sin rencores ni despecho,
Lucía brilla otra vez.

No necesita conciencias
que le marquen su destino.
A ella le sobra estridencia
para ser Lucy Folino.

Chúpate - ese - pepino.
---


Para Carmela


Aquí mi niña bonita,
con su mirada de alpaca,
mirando el mar, mi chiquita,
para mí que está muy flaca.


Su novio es amigo mío,
de corridas y putones.
Fernando Tejero dice
que se le caen los calzones.


Y yo, padre que babea,
buen pirata del asfalto
me preocupo por la gira
pues de minas ando falto.


Mi sol es la Luz Folino,
pero la oculto en top manta.
La prensa corre a Jimena
una peruana elefanta.

Mis amigos nos conocen,
cruzamos la cordillera
no nos gustan los camiones
nuestro avión viaja en primera.



Joaco.
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.