sábado, 6 de diciembre de 2014

Second fiddle

Second fiddle

Tus corazones me llegaron al beso
hurtado de la humana visión y providencia.
O tal vez, fuera a la inversa.
El beso esperando notas musicales
del casto corazón
acuciado por el puño ceniciento,
inmóvil contra las cuerdas.
Son tantos los corazones,
son tan pocos los besos.
Los años de vos sin mí,
los sueños de mí sin vos,
evidencias al canto del portento,
apremiadas
como
un segundo violín,
que está a la sombra
del árbol del que nacen arrebatos
luminares,
memorables por su fiel pentagrama.
Pierdo el tiempo,
el espacio,
la figura.
Y el beso agazapado,
quebrado en convocatoria de acreedores,
inmune a los prejuicios,
desdoblado y partido en cien mitades,
echa sidra en las fiestas navideñas,
good bye, my love, good bye,
desde que se despidió en un aeropuerto
de corazones juramentados
sobre una partitura de nostalgia inocente
en archivos de cartón y pedregullo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.