domingo, 29 de noviembre de 2015

la tristeza en las ciudades

La tristeza en las ciudades.

27 de marzo de 2011 a las 14:42
1.-



Pensaba yo escribir de vanidades,

del Luna Park con furia de titanes,

de luces de bohemia y de desmanes

que causan la tristeza en las ciudades.



Pensaba yo escribir las obviedades

de los himnos de los López y Planes

del sordo trovador de talibanes,

y atarme a su rencor, por nimiedades.



Pensaba yo escribir en la memoria

del pueblo de mi patria americana,

los versos imponentes de la gloria



que nunca se vendió en primera plana,

Pensaba yo escribir sobre la escoria

y acabo mi canción de mala gana.





2.



Los tiempos que parecen inflexibles

desgranan la ilusión y la esperanza,

maldita la oración de contradanza

que salta al primer cambio de fusibles.



Encuentros de las voces imposibles

roncando como el asno y Sancho Panza,

que al grito de Quijote rompen lanza;

zozobran en los palcos inaudibles.



Caballeros de norias y relatos,

pónganse alguna vez, en mis zapatos

y empiecen a exhumar sus picardías.



Me atrevo a viva voz con alegatos

de felinos bigotes, y de a ratos,

Prometeo en las noches y los días.

martes, 24 de noviembre de 2015

sonetos garagatos


1.-


Los gatos son razón de la indigencia
de un necio capataz de estancias huecas,
que oculta la sonrisa con sus muecas
y admite que hay flacura en su arrogancia.

Los modos del felino, su elegancia,
molestan a las ratas cara-secas,
peruanas flatulentas, burdas, chuecas,
se montan en la furia con jactancia.

Son hermosos los gatos y las gatas
que caminan con clase los pasillos
de torpes Relatores de estribillos

que confunden Guevaras con Zapatas.
No hay más revolución que esa manada,
que alterna entre los libros y la nada.



2.-

En la casa del hombre del sombrero
de paja, donde hay cuadros con sus hijas,
amigos personales, sabandijas,
y música de rock en el tintero,

se esconden siete gatos de Botero,
gordísimos, peludos, tras rendijas
que ostentan a su modo las sortijas
de nulos matrimonios del viajero.

El paso recoleto, los mohínes,
su dulce desamparo vagabundo,
se advierten más allá de los confines

que limitan al Sur del Viejo Mundo
con luces de escenario y adoquines
de un gris estravagario moribundo.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Décimas réplica






TRES DÉCIMAS Y UN BRINDIS MITINEROS

Por Joaquín Sabina para TintaLibre. Noviembre 2015







Dos meses de aqui te espero

en campaña electoral,

unos que España va mal,

otros que fluye el dinero.

Nunca escampa el aguacero

de la terca austeridad,

pero yendo a lo que voy.

este viejo escribidor

destroza el televisor

siempre que sale Rajoy.




Entre Montoro y Aznar

incendian el gallinero

del escalafón pepero

convicto de indignidad.

Ebrios de falsa humildad

naufragan en el estrecho

que va del robo al cohecho,

del recorte a las SICAV.

Uno ladra por despecho,

el otro por vanidad.




Un procés de mercadillo

encumbra al molt honorable

que, a fuer de presidenciable,

va a sentarse en el banquillo.

Entre tal batiburrillo

el jeta del tres per cent

se niega a bajar del tren

del nou estat catalán;

presume de supermán

y ni siquiera es Clark Kent.




BRINDIS

Brindo por la enfermera y el doctor,

por el maestro, por el estudiante,

por el parado, por el emigrante,

por el poeta, el músico, el pintor.








TRES DÉCIMAS Y UN BRINDIS SIN MONTONEROS.

Por Lucía Folino contra EtayQueta

Negra Noviembre 2015







Dos semanas y una crónica

de final electoral.

La cosa estaba tan mal

que hubo que afinar la armónica,

aunque la voz fuera afónica:

Se termina el Carnaval

de un relato esquizofrénico,

se terminan la penuria,

el despilfarro, la injuria

montada en el palco escénico.





Según dijo una señora

hubo "campaña cloaca".

respondiendo a un tome y daca

dio cadenas a deshora.

No hizo cloacas y llora

porque bebía los vientos,

acomodando a doscientos

cuando tenía el poder.

Ay, las cosas que hay que ver.




Muchos gorilas de izquierda,

que creen que somos tontos,

aprovechan y están prontos

a mandarnos a la mierda

cuando se rompe la cuerda

que los enchufa a la guita,

a los viajes con sus putas,

a los versos de reclutas

con pose de mariquita.

regalando dinamita.




Brindo por la sensatez,

por los santos inocentes,

brindo por esas gentes

para quien Nobel no es juez.





















Fue escándalo nacional,

cuando una pobre argentina,

que es la musa de Sabina,

que una jermu infernal,

nos cantó en la terminal

con cartas el falta envido.

Parece ser que el marido

que dibuja los garitos

a pesar de hacer refritos,

se sintió muy deprimido.



Malos Aires, María Eugenia

Vidal, me puso la tapa,

y aunque casi se le escapa

mi mala leche quilmeña,

Lucía puso a la peña

de su lado y nos garcó.
La leyenda renació

cuando me echó "falta y truco":

me dejó como un eunuco:
La puta que me pa(r)tió.


La cuestión que la Felina,

con su cerebro y desplantes,

se fue calzando los guantes

y me noqueó su efedrina.
E... Dio... ¡que mina divina

tiene el gallego oloroso,

que presentan por esposo

la pandilla de rufianes

narcotrafico y galanes

como sapos de otro pozo!



Yo me tuve que ir al mazo

para no pasar vergüenza.

Nadie sabe lo que piensa

la bruja del escolaso,

y mientras fumo este faso

me sigo meando encima,

cuando el jovato la mima,

y le manda naipes buenos.

Que la pinta es lo de menos

lo sabe el loco que rima.