viernes, 3 de junio de 2016

¿Qué quieren las mujeres?

I-


No quiero ser la madre de tus hijos
-implacable educadora
que vas a presentar con orgullo a tus colegas-

No quiero ser la musa que alimenta
tus obras de arte.
(Siempre creí que el destino
de Beatrice o Laura
era peor que el de una esclava ateniense).

No quiero ser la amiga que
te palmea la espalda
cuando me entero que tuviste sexo
con una secretaria cortés,
ni la mujer de tus oraciones,
ni la proveedora del hogar
y menos quiero ser la abuelita
que te guía por el buen camino,
elige tu ropa
¿qué se pone? ¿qué se pone?
Ya tengo un sol y mis cincuenta estrellas
de las qué ocuparme.

No quiero ser tu perrita,
que me saques a pasear los domingos
con bozal y soga al cuello,
caminando, caminando...

No quiero ser la corista
que te excita en el Maipo
ni la poeta que te escribe
cartas de amor
en sobres ecológicos
con una rosa dentro.

No quiero ser la perfecta cocinera
de una olla a presión,
la chica de la limpieza de los sábados,
la enfermera de la familia,
la modelo de pasarela
con los dos trapitos que me compré
en la Feria americana,
ni ser tratada como una niña.

Tampoco quiero ser la esposa rica
nada benevolente y frívola
que viajará a Milán
igual que Su Jiménez
a gastar en lo que no necesita.

Tomá nota.
no quiero que me pagues
ni que me cobres,
que me regales ni que inviertas en mí,
que me vendas vanidades,
morbo, prestadas mentiras,
cerámica rota por la rutina,
lapiceras que manchen los dedos,
sopa de cubitos
en restaurantes de cuatro tenedores.

No quiero humo del cigarrillo
ni colillas en el cenicero que me lo recuerden.

No quiero que te vayas
ni que vuelvas temprano
que me grites o te calles.
No quiero que me ames
ni que me dejes de amar.

No insistas.
Nunca vuelvas a decirme:
“Lo siento” “Te eché de menos”, “Fue mi culpa”.

No quiero, no quiero ser
perdonavidas.

¿Qué quiero me preguntas?
Que me trates como a una mujer.

¿Es mucho pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Abiertos para aclaraciones o correcciones en estudio, para uso exclusivo de la autora.
Si quieres enviar un correo electrónico o dejar tu comentario puedes hacerlo a la cuenta personal de Lucía, que aparece publicada en el perfil: luciangelicafolino@gmail.com.