viernes, 26 de agosto de 2016

Esta no es una novela

Esta no es una novela.
Es una historia real sobre una vida de novela.
Un diario, una catarsis, un vómito
o vaya uno a saber qué.
Pero una novela no es.
O tal vez sí, sea una novela.
O un nuevo libro de poemas
sobre una novela.
Una vida poetizada como novela.
Una novela de una vida de novela.
Una vida real, que no es
ni siquiera un poema.
Es un falso poema porque no es poema.
Ni siquiera una novela.
No obstante es una vida.
Una vida cualquiera.
La vida de una fulana de tal por cual.
Una fulana que también tiene una vida
de ficción.
Una fulana /felina /  que no sabe contar
sin exagerar,
sin urdir,
sin parafrasear.
Folly, folly for to...
Falling in love
what is a word?
Locura, disparate, insensatez
Esperando a Samuel Beckett.
Amante del Ab zurdo.


Loca loca, pero nadie me la toca.

follón, na.

(Del lat. follis, fuelle).


1. adj. p. us. Flojo, perezoso y negligente. U. t. c. s.

2. adj. p. us. Vano, arrogante, cobarde y de ruin proceder. U. t. c. s.

3. m. Cohete que se dispara sin trueno.

4. m. Asunto pesado o enojoso.

5. m. Ventosidad sin ruido.



--------------------------------------------------------------------------------


follón.

(Cf. follar).


1. m. coloq. Alboroto, discusión tumultuosa.

2. m. coloq. Desorden, enredo, complicación.

3. m. ant. Cada uno de los vástagos que echa un árbol desde la raíz, además del tronco principal.




Real Academia Española © Todos los derechos reservados





Aunque respete las reglas de la métrica,
a veces, el ritmo, la cadencia.
No es un poema porque no hay poesía autobiográfica.
Hay poesía de la que puedo apropiarme.
Pero, autobiografica no hay.
Tampoco existen novelas autobiográficas.
Porque la novela no existe.
Es ficción, como todo el mundo sabe.
La ficción nunca es completamente ficticia.
Es más un encubrimiento de la realidad.
Una metáfora de la metáfora real.
¿La realidad es una metáfora?
Por supuesto que no.
La realidad es lo contrario de la metáfora.
La metáfora es el tropo
que consiste en trasladar
el sentido recto de las voces
a otro figurado,
en virtud de una comparación tácita

La definición es de la RAE,
como no podría ser de otra manera.
La realeza describiendo su mugre.
Entonces, la metáfora es el recurso.
La realidad es la metáfora de lo real.
No sé si me explico.
Lo que los exégetas de la lingüística llaman
una metáfora continuada.

1. f. Ret. Alegoría en que unas palabras se toman en sentido recto y otras en sentido figurado.

Capisce?

Volviendo a mi novela,
o mejor dicho a mi vida de novela,
la vida de una poeta
que nunca quiso ser novelista,
y que se ve obligada a escribir novelas
por motivos varios,
que expondré a continuación,
con toda sinceridad
y por los que el buen jurado de los concursos
apreciará con beneplácito
y cabal comprensión,
a estas horas, a punto de agotarse.

Necesito dinero.
Money. Vil metal.
No es que lo necesite.
En realidad el dinero no existe.
Siempre quise explicar este concepto
sobre la irrealidad de una existencia
que hemos convenido en llamar dinero.
Los argentinos, diremos guita
término que apreciamos por su musicalidad:
guita / guitarra / tanguita / tanguito
es que llevamos el dos por cuatro
metido en los huesos.
Y eso que ni habíamos nacido
cuando caía ese avión en Medellín.
Si es que cayó un avión en Medellín
y existió un tal Carlitos.
Me temo que cuando un país necesita mitos
los fabrique.
La fecha de la muerte de Gardel,
que es la misma que del Potro Rodrigo,
coincide exactamente
con una fecha del manual elemental
de las masonerías.
24 de Junio.
Efémerides del nacimiento de San Juan de la Cruz.
El insigne poeta que falleciera entre las nubes de Úbeda,
aquél de "solo la verdad os hará libres"
"Buscad leyendo y hallaréis meditando."
"el tiempo es melancolía
y cuando se para lo llamamos eternidad".

Desde que los escritores tenemos acceso al la red virtual
al maravilloso mundo de internet
y sus chocheces,
todas las citas nos son dadas,
como por arte de magia.
Abracadabra.
Plim caja.
No es menester ser un erudito judío,
un estudioso ciego de la Literatura Tailandesa,
una bailarina de danza culta árabe
o maestra de taller de sevillanas bíblicas
para enterarse que Paul Eluard tenía razón.
Hay otros mundos, pero están en éste
aunque lo peor del caso
sea que nuestra vida es tan limitada
que nunca accederemos a descubrir
todas esas posibilidades
ocultas debajo de un misterio
inexplicable.

Como me gusta mostrar
las costuras, las hilachas,
los sulfilados e hilvanes
de mi pensamiento
antes de pasar a narrarles mi vida,
prefiero explicarles
que esta mañana
leyendo una revista de la Obra Social
encontré un aviso
que ofrecía servicios
de "danza culta árabe
y taller de servillanas bíblicas.
Todos los niveles. Primera clase sin cargo".

En ese momento se me planteó
que la srta. M. Angélica C***
debía ser una especie de genio.
Y que si no respondía a ese aviso
mi destino se torcería definitivamente
hacia el lado erróneo.
Cosa que por fin sucedió.
Porque en lugar de estar bailando
ahora mismo estoy escribiendo
cosas que no interesan a nadie
y a mí tampoco,
por cierto.
Para interesarme la historia de mi novela,
que es mi vida de novela
tendría que ignorar el final.
Y ya se sabe.
Lo dijo Ralph Waldo Emerson
"Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta."

martes, 23 de agosto de 2016

rotuladores

No sé por qué me pasa,
pero muchas veces leí
crónicas sobre poetas
que me dieron una ineluctable necesidad
de llegar a los autores,
y cuando lo hice salí decepcionada.
Escribir propaganda también es un arte.
Ojalá, no modifique el tiempo
las palabras ardientes del  Verbo
que nunca pudo ser mencionado
sin conflicto.

No conocía el Upanishad que se menciona (no soy una estudiosa de los hindúes de hecho creo que se van modificando con el transcurso del tiempo y nadie sabe exactamente qué dicen- ) ...

Vos de nuevo en la ruta descarriada,
de corazón, ya ves, de buena leche,
y aquí en mi dormitorio colapsada
por no querer llevarte a una colada

que no deja lugar a quien sospeche
que vivo entre tus cuerdas maniatada.

Te regalo mis cien rotuladores
que querría robarse el Rey Ladilla,
las líneas de mi rostro entre las flores
con cierto disimulo y apostilla

y me pintas en calle Relatores
con  el único dios de mi pandilla.

Y aquí la peña, acota, se resiste
a creer que aún existen buenas gentes
que regalan amores (si no mientes)

y aplaude buenos gestos del que insiste.
Cerrado por derribo en la Utopía,
que ya termina y vuela  esta Lucía.

domingo, 21 de agosto de 2016

A Javier Krahe

¿Dónde se habrá metido esta mujer?
 Puzzle. Usted y yo. Cruel Genoveva.
Con pasos cerriles. Bajo la blusa.
Agua, ajo y resina. Un burdo rumor.
El  lirón. Hoy por hoy.  El son de Adela.
Once años antes. Orfidal. La hoguera.
Sábanas de plata. ¿Qué quien es Marta?
Kriptonita. Ovnis. Días de playa.
Por penúltima vez. Porco Governo.
Paréntesis. Piero de la Francesca.
Gracias, canción.
Grandes rebajas. Gracias, tabaco.
Pues… nada, hombre.
Salomé.
Sortijas y gestos. San Cucufato.
Sobresaltos de plata. Señor Juez.
Los siete pecados capitales.
La perversa Leonor. Las musarañas.
La ley del mercado. Pijama blanco.
Y todo es vanidad. Vida de artista.
Vals del perdón. El vicio en el hospicio.
Encefalogramas. En brazos de Eva.
Villatripas. María Magdalena.
La vil televisión. La cientouna.
Malacostumbrado. Mi mano en pena.
Ron de caña. Por fin. Matilde Urbach.
Un trivial comentario: ¡Olé tus tetas!


Ay, democracia. Usted me comprenda. 

jueves, 18 de agosto de 2016

Ascesis



Ascesis

Si el tiempo fuera un exilio apolillado,
una hecatombe hueca,
una evidencia que exuda humores y sangre
por los poros;
si hubiera zafiedad en el genio
y un propósito sacudido
debajo de las crines de una ascesis
poco o sumamente conveniente,          
argumentaría desprecio por la virtud,
me calzaría en una piel de lagarto
en llamas,
y trocearía el níspero amarillento
de ferias y mercados,
con la nocturnidad convicta
del buhonero que despelleja chucherías,
memez y bagatelas,
bajo los tinglados de su tienda.
Y sin decir ni mu,
juraría
que soy más ingenua de lo que soy
o parezco.

viernes, 12 de agosto de 2016

Los pecados capitales

La lujuria no bulle en la planicie.
La soberbia y la  ira son acidia.
La pereza y la  gula, la molicie
y la avaricia peca por envidia.

TROVA (La envidia)



La envidia







Aunque él se llamara Horacio

lo apodaban: Parisién.

Fue la envidia del gimnasio.

Se ve que era un niño bien.



Por la facha que tenía

pudo ser un granadero;
lo enloqueció esa manía

de matar al mensajero.



El pibe era policía

de la Local suburbana.

En otra comisaría

laburaba la fulana.



Si tu novia te cuernea

y lo hace con tu enemigo,

no te mandes una fea

cuando sobren los testigos.





“La audacia es para el cobarde”

le oí decir al Enclenque.

Nunca creí que esa tarde

el arma fuera un rebenque.



No te metas con extraños

ni le digas la verdad,

que cuando pasen los años

ya no habrá necesidad.



Las olas del mar fastidian (envidian)

la gris cachaza del río;

los amantes no subsidian

la fiebre del desavío.





El que tiró de la rienda
se pudre en un hospital.

¿Qué quien ganó la contienda?

Los dos terminaron mal.



Cuando exuda por los poros

la retórica perfidia

de quien busca los tesoros

de los pobres, hay envidia.












Muchas gracias.










Lu

jueves, 4 de agosto de 2016

Mujer - Hombre

Mujer

Herida al corazón.
Buena noticia.
Estampa sucedánea.
Providencia. Paraguas.
Escollera del sol.
Oleaje sin remedio.
Ánfora insigne.
Prologuista del cuento.
Antibiótico de almas.
Floración del otoño.
Alegoría. Insania.
Violín de cuerdas rotas.
Lectora de novela inverosímil.
Laguna condensada.
Resaca del borracho.
Aedo. Antifaz. Hielo.
Fruición de la elocuencia.
Molino del Quijote.
Ventosa. Cataplasma.
Tauromaquia del lance.
Chirigota de un dios.
Hebra del viento.
Algarrobo.
Pamplina de canarios.
Comezón. Urticaria.
Carrusel.
Acuarela.
Ditirambo gozoso.
Cresta de la explanada.
Semilla. Pulpa. Fruta.
Oro. Sepia. Turquesa.
Vestal desesperada.
Canción para el domingo.
Doctrina apostrofada.
Rincón. Madera. Nervio.
Zumbona. Paliativo.
Llanto sin lágrimas.
Ladrón de guante blanco.
Cesura huidiza de bohemia canalla.
Andina criatura.
Modélica. Retruécano.
Felina amancebada.
La novia del diablo.
La madre acuchillada.
Fugitiva tormenta.
Dueña del Hades. Cólera.
Matorral. Corderita.
La rosa ensalivada.
Dique. Alondra. Paisaje.
Corpiños con encaje.
Polen de trigo.
Almendra.
Savia. Golem. Belleza.
Antítesis del hambre.
Paloma amordazada.
Paradoja. Proeza.
Algoritmo de nubes.
Mutual.
Copa de vino.
Cristal.
Piel. Redundancia.
Con cierto desconcierto.
Erótica. Selvática.
Riñones del poeta.
Mitológico Grifo.
Telescopio de Marte.
Tregua. Caos. Ovillo.
La Maja desnudada.
Traidora de los presos
expertos en escapes.
Hoz. Martillo. Guadaña.
Suburbio. Mar. Leyenda.
El empeño de amarte.
Centinela. Guardiana.
Morena vehemencia.
Diluvio. Partitura.
Afuera/adentro/ al lado.
Sotana purpurada.
Testigo. Amor. Intríngulis.
Sortija. Centinela.
La tácita nostalgia.
Almohada de los besos.
Resorte. Gubia. Cábala.
Bargueño con herrajes.
San Telmo. Casablanca.
Subrepción del gerundio.
Refutación. Hornalla.
Madrastra. Cenicienta.
Dedal de los enanos.
Incertidumbre. Danza.
Conjetura del cielo.
Desvelo. Benjamina.
Manual de noches largas.
Adiós. Adioses. Yunque.
Mareas. Triquiñuela.











Hombre (26 versos)

Hombre tatuado en la espalda,
el síntoma indefinible
en transustanciación* mundana.
Báscula por terciopelo,
suplicio de piel arcaica.
Susceptible, susceptible.
Máscara en relieve báquico,
rebosamiento y botana.
Exánime cabildeo.
Barniz de perfil acuático:
Mar y ajo, tierra y mimbre,
Catedral de unción de alas
contra tornados de viento.

Te debía estas estrofas,
aguda sal de las pampas.
Equinoccio de compases
al compás de pez y raya,
cifrada en occidentales
equívocos de la infamia.
Licor de gustos exóticos
en el bar de los vocablos.
Salud, verdad, par con cielo,
musical juego entusiasta,
Colibrí al revés, machete,
compañero  compañero,
Alud de los epigramas.


*transverberación

miércoles, 3 de agosto de 2016

Impunidad (leyes argentinas)




No sé.
Silencio.
No me consta.
Silencio.
Me amparo en las garantías constitucionales.
Silencio.
No es mi firma.
Silencio.
No era yo.
Silencio.
Jamás lo vi.
Silencio.
No los conozco.
Silencio.
No era mi voz.
Silencio.
Niego todo.
Silencio.
Lo sacaron de contexto.
Silencio.
No voy a declarar.
Silencio.







Sobreseído por falta de mérito.