miércoles, 26 de abril de 2017

libros

DIJO A TAL COSA
DIJO B TAL COSA
DIJO C TAL COSA
YO OPINO QUE TAL COSA -un poco de cada uno-
*
y a eso lo LLAMAN LIBRO.

viernes, 21 de abril de 2017

Desgracias heredadas

DESGRACIAS HEREDADAS
                                                                           (I´m a fool to want you/
                                                                            I´m a fool to hold you/ 
                                                                            Such a fool to hold you/
                                                                            I can´t get along
                                                                            without you

                                                                                                      Frank Sinatra, Jack Wolf, Joel S. Herron




Anoche por la madrugada escuché un pilón de jazz:
Miles Davis, Satchmo, El Duque, 
y a mitad de camino,
con su timbre quebrado e inquietante:
a Billie Holiday, que me entristece una banda.

Después hojeé un librito de cuentos de Clarice Lispector.
No encontré el que buscaba: Felicidad clandestina.
Felicidad clandestina debe ser
el cuento que en más antologías de Clarice aparece.
En la mía no estaba.
O quizá lo busqué mal
atrapada por las garras del insomnio.

También llamé a mi madre cruzando los sagrados límites
hasta el otro mundo
y le pedí que me ayudara a pasar una buena noche.
A mi madre le gustaba mucho el tango.
No por nacionalismo.  
Le encantaban las letras.
Era fanática de Marino aunque no fuese compositor,
e idolatraba a Malena
porque cantaba el tango como ninguna.

Poco, mejor dicho, casi nada,
le importaba la pose intelectual
de quienes recitaban poemas en La Biela.

A mí las milongas me hacen llorar.
No sé por qué me hacen sentir fatal conmigo misma.
Recostada, 
miro el ventilador de techo
inútil cuando está por llegar el invierno.
Si por lo menos,
giraran sus aletas como norias
se alejarían los negros pensamientos.

Mis deudas son incalculables
por intentar
ser cuidadosa y auténtica en mi empleo.
No vaya a ser que me despidan.

El tiempo se ha estancado en línea recta en las agujas.
¿Todavía quedan relojes con agujas?
Mi voz va perdiendo su tono espeso,
se vuelve errática en la armonía,
y eso
que cada día hablo menos y menos y menos.

Me cansa modular la palabrería.
Desde mi sitio se oye con nitidez
el rastrillo del empleado público
que está barriendo las hojas del otoño
y mí no se me ocurre un cuerno
para prologar la disertación ante la Uni.  

La vida cotidiana tiene
sus pequeñas desgracias heredadas.

Oda a la lavadora automática




ODA A LA LAVADORA AUTOMÁTICA.



Oh, diosa del Olimpo de la Casa.
Noble chicharra.
Luchadora incombustible.
La Brigada de Mujeres Impacientes
te saluda
y da las gracias,
con voz trémula y vergüenza
por tu Linterna mágica.
No sea cosa,
que el lírico poeta
emblemático y brillante
diga ominosa
esta oda de amor y reverencia.
Centinela en metal,
libertaria de “zíngaras”
en la siesta.
Si es lícito compararte
al fiel cordero,
al marido amante,
te comparo
y que engulla el mezquino piletón
sus miserias,
su eco de pavor.
La libre expresión de
las paganas,
femínidos grumetes manifiestos,
sea el Numen,
que el servicio que prestas
nos regala
a la grotesca inercia
de gaviotas
de avatares cotidianos
y laureles.
Te redimo y corono,
humilde bienhechora,
dispuesta a acompañarnos
en el tramo bizarro
de las vidas,
que cóncavas en tu tambor
se exhalan.

Mapa conceptual para hacer poesía

MAPA CONCEPTUAL PARA HACER POESÍA.



Elija palabras adecuadas.
La sonoridad poética
es ineludible:
Si está demasiado cansado
puede optar por colores,
que no sean ni primarios
ni secundarios:
púrpura, lima, topacio,
siena o cobalto, por ejemplo,
y olores tenues,
graduales,
rescatados de la memoria.
A veces, la sinestesia,
la metonimia, ayudan.
Tampoco es cuestión
de andar diciendo que
lo que todo lo que huele sabe
y lo que se oye se mira.
No abuse.
Déjese de retóricas.
No olvide la cadencia y el ritmo.
Basta la salud,
diría mi abuela.
No mencione cielos estrellados,
caracolas,
gregario y sagrado,
besos, uvas o racimos,
pobreza, caderas.
-puede usarse entrepierna
pero nunca muslos-
si se quiere evitar la tentación de
copiar las odas ya escritas.
Trate de ser original
aunque nunca lo logremos
porque no nos es dado merecerlo.
Corazón, viento, noche
-conviene que sean marinos-
no pueden faltan a los poetas
noveles o Nobeles.
¡Que manía!
En lo sucesivo,
desestime los relatos
existenciales,
deje en paz a la luna
y haga el favor
de encender el televisor
una vez que termina
su poema.
Vea las imágenes del noticiero,
los arreglados juegos de azar
y los dramáticos problemas
pasionales de la protagonista
del culebrón,
también llamado "la novela"
mientras que durante la tanda
la persona más bella
le dicta
que marca de cerveza
le devolverá
los juegos de roles de
la edad perdida.
Verá orgulloso
como al día siguiente
de visitar la Casa del Gran Hermano.
le salen versos peores.
Se sentirá avergonzado
y aniquilará su ego soberbio.
Destruya su obra.


Y no hay nada que estimule más
a los entusiastas
que darse cuenta
(advertir, explicar,
fijarse,
determinar, precisar,
comprobar
u otros sinónimos similares
que se le irán ocurriendo),
que la buena poesía
no es cosa de menores,
no admite ligerezas,
ni espera señales del Infierno.

Verá, mi amigo,
que tendrá que ponerse
a trabajar de lo lindo.




Posdata:

Nótese la pequeña trampa
que acabo de hacer.
Cuando se invoca a Lucifer
alguien leerá dos veces
el poema
-el perplejo titánico del Tártaro-
antes de tirar los papeles
a la basura o cerrar el libro
para ir a alquilar un video de acción;
y con esto ya fastidiaremos
bastante a nuestros
lectores ocasionales
de versos afeminados,
que esperaban regocijarse
diciendo que la poesía
es aburrida
y está pasada de moda.

lunes, 17 de abril de 2017

De igual a igual

De igual a igual

Caballera en ruinas ofrece habitación,
templanza y fortaleza, en pública subasta.

Atención: prostitutas,
anarquistas furiosamente troquelados,
empresarios permeables,
solemnes criaturas del patio de los pobres.

Ustedes son el faro de mi última demanda,
mecida por el viento en la áspera tormenta.

El humo inveterado está fuera de juego.
Hospitales grasientos desdibujan la sombra,
la pista y la celada.

De igual a igual reclamo la luz del conventillo,
vestida con andrajos y con la lengua floja
de mi andar insolente.

La gota del tintero
se esfumó en la cornisa de insulsas factorías vespertinas
y misales secretos anegados.

Mi casa está poblada por estatuas y adioses
apostada a la vera de un trivial desenlace.


foto: La Bella Otero 




La tos del invierno

La tos del invierno

No hemos tenido casa para amarnos,
ni camas con muñecas
ni guiños contumaces
ni teléfonos propios de manos libres faltos.

No guardamos el hielo en blancas cubeteras
ni puñales filosos de playas conquistadas.

Nunca hubo un loro en los balcones
ni préstamos tendientes a excomunión de murgas.

Jamás hemos gozado
blondos lechos nupciales
ni canciones remotas de progenie.

No hay belleza convulsa
en bocas insensatas condenadas a un santo.

Navegante del aire
con rostro abandonado en el mármol del ágora
de regiones distantes:

Devuélveme la fe por la palabra Amor,
ausente con aviso en las trenzadas vías
de las enciclopedias del pecado.
Enséñame a escribirla,
vocal con consonante, dos veces repitentes.

Mi papel está en blanco proclive al esperpento,
igual que un folio de noticias,
escrito en otro idioma de incomprensibles signos.

Por la tos del invierno:
cultívame la duda y la esperanza.






cubeteras: argentinismo por "cubiteras"
repitente: americanismo por "repetidor"

sábado, 15 de abril de 2017

Si para descubrir lo no nombrado



Si para descubrir lo no nombrado


Si para descubrir lo no nombrado
se debe avizorar el nombre tuyo
-que apenas roza el eco de un murmullo-
volverás del exilio desolado,


herbajo de un océano grabado
en las cartas de amor en que te intuyo
con la pluma mojada del arrullo
que cobija autopistas del pasado.


Un pasado ladino, endemoniado,
capaz de herir de muerte la alegría,
templado de nostalgia palidece


como un lánguido espectro despojado
de formas propias de la alfarería
que diagnostica el sexo de los peces.

A quien le quepa el sayo...

A quien le quepa el sayo…


Ay, relator de cuentas y collares,
de compases y ausencias sin aroma,
de vivos historiales y avatares:
guarda tu activa lengua en la que asoma

el semblante de duelos liminares.
¿Quién crees que te pagará la broma
de tesoros con barro en los ijares?
Vergüenza de tu sangre de paloma,

del parásito triste que consejas,
de las estatuas en ninguna parte,
de las musas que a secas adoctrinas,


de los puntos y comas con que añejas
el porvenir sin tiempo para odiarte,
del arte de vivir en bambalinas.



             
Un sol tibio

Un sol tibio y dulzón moja la nieve
del inmutable invierno en esta hora,
también nosotros como el soplo breve
de la humedad que en tierra se evapora

anclaremos el barco en la estadía
dibujada de niebla en ambos lados;
las estrías del parto, la armonía
del gesto vulnerable y agotado.

Embriagada de oscuro va mi senda
que busca un ruiseñor en cada estrado
y alienta su deseo como ofrenda

enlutada de un verde descarnado,
luciendo en su penúltima prebenda
la burda lobreguez del desquiciado.







El crochet del destino

El crochet de los sinos.





Hubo alguien,
el día anterior a después,
que se quedó con una imperiosa mujer ajena,
aunque yo nunca fui tuya,
y que le quitó las mochilas al viento
para regalártelo entre bandadas
de negros gorriones,
dejándote solo en la pista de baile,
en el inesperado enjambre
de hilos que tejen y destejen
el crochet invisible del destino.









Publicado en Poeticous.com 

lunes, 10 de abril de 2017

De Premio Consuelo para... (revisitado)

EL TORO DE FALARIS. 





Cuando, por fin te conocí,
(yo ya te amaba)...

el reloj de arena 
denegó marcar el viento del desierto;
los dictadores 
dejaron de importar
en nuestras vidas veladas 
por malas películas;
las castañuelas sonaron
por primera vez
como era menester;
cien fuegos de artificio
dibujaron figuras en el cielo,
en rituales que gastan
cualquier pandereta 
y cualquier abanico
de flamantes carnavales.
Oda imprescindible,
un señor con bastón
y sombrero,
tierno hijo de Satán,
indefectible,
aparecía entre roscas,
manipulaciones 
y versos de luna llena.
El precinto de sus obstinados tiradores,
amantes del merengue y las Lolitas
por gitano a desgano,
roía la corbata y los calcetines.
Sobre todo, 
era un esposo fugaz de peluqueras,
fornicador extravagante de albañiles,
codiciando becarias
como un lobo astuto 
que desea las verdes uvas 
de las bodegas costeras
y se toma el vino
de la boda 
sin pagar el precio del vaso.
Envidiado por los hombres,
arrobado por sus dioses
que no existen,
fabulador veterano de
corsarios frustrados
como abogados perdidos
en selvas de Salgari.
Patrón de la malicia.
Colchonero de albricias.
Nosotros fuimos sus testigos,
¿A dónde de dirigen
sus medias caídas
demoradas por el tiempo?
Las adolescentes corrían a sus brazos,
y él que sí
que sí,
que se deja querer
dando súplicas
para impedir ser atrapado en su sueño
de varón y libre 
y joven pero viejo 
arcabuz noctámbulo,
escéptico de amores sempiternos.
Estudiante perpetuo 
de enredaderas, casinos
y masonerías.
Peregrino y trovador.
Padre y madre de sus hijos,
viudo de sus exmujeres,
novio ausente,
fabricante de maniquíes,
maniqueo obvio
de payasos
con talón de Aquiles.
Aroma la ciudad su manzana
de las Luces.
Frescura marítima 
de pescador de red.
Fragante Dolce Gabanna,
Huelen a tinta indeleble
sus codos y rodillas.
Se acuestan con los mares
océanos y ríos,
sus costillas torcidas,
sus banderas redondas.
La pequeña espalda 
luce fuerte como pocas,
¡Si Sansón es tan frágil a su lado!
Debajo de su lengua 
un caramelo inmoto
taladra cada músculo virginal.
Y pierde el pelo,
pero no las mañas.
Encuentra duelos,
en corridas misteriosas
del toro de Falaris
en Las Rosas del poeta.
Nunca me ha confesado su amor,
su desconsuelo;
jamás un gesto, 
siempre una coartada
de seductor
bifurca el sino de la gloria.
Las llaves de la puerta de su casa
quedaron atascadas
en los bares de la esquina,
en copas de cristal,
manchadas de humedad,
diacrónicas en la melancolía
del alcohol de quemar,
como hogueras perdidas.


Ciertamente estarás en el coro 
cantando el hallelujah, hallelujah...

sábado, 25 de marzo de 2017

Creer para ver


Creer para ver.
Ver para perder.
No mirar. No pensar.

Esta es mi vida en la plataforma submarina.
La que quisiera reinventar contra el cristal
manejado por hebras del destino.
Este es mi paso hacia el ocaso.
La belleza que desprecié sin duda alguna.
El momento que perdí en carnavales húmedos
hasta volverme monstruo
con cara de niñita abandonada.

Cantar para llorar en los papeles.
Creer para croar
como una rana cruda
que ve moler sus ancas
para alimentar bichos y pirañas
que van en grupo,
robando monedas
para tirarlas al precipicio
y desfogarse
en las maquinitas de los casinos
inflamadas de odio  y de misterio.

Crear para creer.
Creer para soñar.
Esta es mi vida en los zaguanes dolientes.
Las antorchas se encienden
en lo oscuro de la caverna
hasta iluminar a la muerte horripilante
que nos persigue
como un detective astuto
que aventaja a sus presas huyentes.

Soñar para alcanzar
el tiburón de
la nave náufraga.
Creer creciendo,
sin desasir el rumbo. 

Las estrellas nos buscan
y no existen.
El sol se multiplica
y no existe.
Su luz nos llega tarde
y no existe.
Tan lejos del presente
nada existe.

Dame la mano y llévame contigo
hacia el averno en el cielo.
Te escucho, te contesto
y aunque nadie nos vea
plantar en los almácigos
los pimpollos
de albahaca o clavelinas
te presumo y te creo.

Crear para ver;
para sentir;
para tocar;
para oler
y desembozarte.
Para aprender a descubrir
el amor en las palabras,
la bondad en la justicia,
a ti en la intimidad.

Creer para ver.

viernes, 24 de marzo de 2017

Escuela para padres

ESCUELA PARA PADRES


Vos
naciste de un repollo.
Te trajo la cigüeña.
Dios puso una semillita
en la panza de mamá.
Las nenas visten de rosa.
Los varones de celeste.
Los reyes son Reyes Magos.
El de enero dejaron 
esta pelota de fútbol.

¡Mirá qué linda pelota!

Andate a mirar la tele
porque está jugando Racing/ Boca/
¿Hiciste bien la tarea?
Si no pudiste no importa.
¿Guardaste tu celular?
La cancha quedó explotada
con todas las lucecitas 
y ese césped recortado.
Qué brava que está la barra.
Cuánta pasión. Qué locura.
La noche estaba preciosa.
Sacá una fotito, dale.
si total va a ser lo mismo
peinado que despeinado
y nadie se va a fijar.
¿Se ve bien la bandera
alentando a nuestro equipo?
Más vale que te lo aprendas
de una vez y para siempre:
El jugador number one
es Leonel Messi. Mirá
el mayor goleador de la historia,
de este planeta mundial. 
El golazo del Diego con la mano
a los ingleses
no devolvió las Malvinas
ni por putas.
Pero qué…fuaaaaaaaaaá
el Diego
con tanta Iglesia oficial.
Si gana hoy la pulga ya vas a ver,
campeón,  
nos fumamos unos porros,
salimos en los diarios
con lo pibes
y prendemos una vela.
a todos los santos del cielo. 







martes, 21 de marzo de 2017

messi

*

Sobre los goles de Messi: El ballet exige precisión.

*
Me acuerdo cuando mis incautos alumnos me reclamaban:

-Profe, ¿qué tiene que ver Messi con su materia:
Teoría de las Organizaciones?

*
Seamos felices.
Hoy es el día mundial de la Poesía.
Debo seguir recordándolo en cada línea.

Me dicen:
¡¡¡ Messi hace poesía con la pelota!!!
Respondo una palabrota
de rima consonante.

*

Gracias a Messi y sus aliados
millones de Ni Ni lo  toman de ejemplo
y quieren salvarse con el fulbo.
Argentina “Potencia” – decían los milicos que instalaron el Mundial.
Ciertamente. Argentina potencia la ignorancia del vulgo.

*
Aguante la ingenuidad de los mansos.


"El hombre solo puede apetecer aquello que ama y ese impulso exige una autoeducación de la que algunos pensábamos que era plausible de omisiones y que podríamos sobrevolar el campo de juego sin consecuencias sobre nuestras personalidades. Y, yo amo a “la pelota” como amo a mi musa.  Qué carajo.
Alguien tenía que decirlo."
(De Venas al Menudeo, prólogo de J.V.)


*
No se menciona a Messi porque está implícito que el Mesías entra por las grietas de la historia, como enseñaba inútilmente el  suicidado Benjamín.

*
Hay que embromarse por ser tan subdesarrollados y maleducados por décadas de conformismo apestoso.


*
Los chivos expiatorios resoplan a pata suelta:
 Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

Goooooooool de Messi.
Ay no... pará. Seguí durmiendo.


*
Federico no comprende bien, dice que es inteligible mi devoción hacia Messi.
La devoción no es hacia Messi. Es muy complicado para vos, contesto.
Seguí mirando fútbol.

*
Mens sana in corpore sano, ¿la sentencia de Juvenal te irrita?
Para nada. Me encanta que la gente que le gusta haga deportes.
¿Qué tiene que ver eso con el fútbol comercial?

Federico insiste (dale, dale Federico, que ya son las 9 y pico).

-¿Sos una muchacha de la década del 70?
Estamos hablando de un eximio deportista.

 (Risas)
ME HAN DICHO QUE SOY LA MESSI DE LA POESÍA.

GRACIAS POR LO DE EXIMIA. EX SIMIA (exsimia).


*
Mi mundo será el tuyo en el futuro.
Los maestros sabemos que la cosecha no se recoge durante la siembra.
Sabemos que la cosecha no se recoge donde la siembre.
Salud.

*
No soy de izquierda ni de derecha:
vade retro, Satanás.
Soy de Sarandí.
Sé de lo que hablo.

*

sábado, 11 de marzo de 2017

coplas En revisión

Coplerías casuales.


El que ya no toma vino
bebe el jugo de las ranas
crudas, vivas, casquivanas,
que me resisto a  moler.

Aunque esto no pudo ser
y seamos pura espuma,
sin su voz nunca  es lo mismo
en letras de punto net.

Los referentes que exijo
responden: Muestre el carné.

17 minutos  se esfuman
si Belcebú mete mano,
nadie en el hospital anuncia
la muerte del coronel.

Queda poco de apolíneo
cuando el proscenio se apaga
entre la orquesta y la escena
sobreviven los designios

y los cuy pasean de noche
brindando por su salud
aunque no les satisfaga,
ir juntos en multitud.

“Salgo a comprar su alimento
en una hora regreso,
busco hallar  el primer beso
de Safo y de Wallada”,

dijiste una madrugada
visualizando el problema.

El reggae de los haitianos
sabe por diablo y por viejo.
Operación fraudulenta
querer vencer al espejo
en vivo o cámara lenta.

La homeopatía no cura
El alma no se calienta
inflamando su osamenta
con sentencias y torturas.

Mis milagros personales
tienen fiebre cuando canto
en español o esperanto
soy su tabla de planchar.
Cada cual en su lugar,
si  no somos para tanto.

Procesando y resumiendo,
motivos para olvidar.

Si seremos masoquistas
los amantes sin hogar.

¿Cómo escuchaste los ruidos
que sonaban en mi alcoba?
¿Serás bruja con escoba
como alguna vez fui yo?

Soy melómana  y no niego
mi condición de paloma
mensajera y sin diploma,
con un arrullo de pena.

Que lloren las churumbelas
de cocineras esclavas
con baberos color púrpura
y enaguas bajo la falda.

Los felinos sienten fobia
de ratones asustados.
No dan vueltas a la noria
con piojos resucitados.

Si salvando las distancias
se nos fuera de las manos,
andar comparando en ganga
con un baile de coreanos
es de torpe extravagancia.

Ni todos somos humanos
ni soñamos usar tanga.

No voy a poder dormir
un rayo me ha iluminado
un sol puro y estrellado
con narcisos y bandurrias
que tocan las chicas rubias
en barcos ebrios y alados.

Etc


































Narcisismo

El narcisismo encierra
el pensamiento en cuatro paredes
y no lo deja volar.

tres cuernos

Un unicornio
con tres cuernos
voló por mi ventana
hacia el abismo

Cabizbajo preguntaba
quién podrá remover
el estigma
de su testa violada.

La luna lo observaba.
y callaba.

canción


Canción

Por fin, entendí
con pena y sin gloria:
no sos para mí;
lo sé de memoria.

Por fin, pude ver
la cruel realidad.
Ya sé que tardé
en decir good bye.

Porque hoy terminó
mi anhelo de amor,
que fue un espejismo
si nunca empezó.

Es siempre lo mismo.

Cuando cumplas treinta
te vas a dar cuenta
que la vida pasa
así de un tirón.

Tendrás zancadillas
por no ir de rodillas
pidiendo permiso
a la sinrazón.

Huí de tu piso.

No tienen perdón
los malentendidos
jamás comprendidos
del día de ayer

no son evidencia,
faltó tu presencia
en este revés
que no te sabés.

Por fin, comprendí
con pena y sin gloria:
no sos para mí;
se acabó la historia.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Quietud

Quietud


Mientras
mi carne de plumas
teñida de lágrimas
atice el ojo sangriento de la melancolía
me dolerá la quietud
resplandeciente de sombra
como una espina

clavada en el pecho de las estrellas rotas.

sábado, 4 de marzo de 2017

Una ecuación no resuelta

Una ecuación no resuelta

Una ecuación no resuelta:
una identidad multiplicada
en fractales
y sin método,
por un hombre que es miles de hombres.
Su celibato me duele en carne propia.
El esférico universo se proclama
desde un crucifijo,
con los brazos abiertos,
sin deudas ni rencores.

Misericordia pido


Misericordia pido.


No me des la venganza
de los humillados
ni la pluma venial de los poetas agrios.
No permitas que me salve
de malvados preciosos
que se alzan por encima
de sus fétidas cobardías.
Que ni hombres ni mujeres me alaben;
que los mármoles no multipliquen mis hazañas.
Resigna que mi lengua
sea oráculo
y mis temporales un faro.
Quita el rocío de mis pastos secos.
Aparta el herbaje de mis prados y dehesas.
Convierte mi oro en hierro,
mi lana en vestido,
mi lamento en susurro.
No me teman las palomas mensajeras.
Misericordia pido
para ser una más de las rocas de tu mundo

jueves, 23 de febrero de 2017

(como hago cada día) A ramalazos.









(como hago cada día)

A ramalazos.




Todos los días encuentro

cosas de mí desagradables

y prometo enmendarlas.

(Tengo 60 años y eso nunca sucede)

Hay gente que sufre pesadillas

y las quiere olvidar

o recordar,

según su médico o psicólogo de turno.

Mis pesadillas son reales.

Las padezco.

Inesperadas se filtran obsesivas.

De tan feas me abruman

porque pienso

que ya las descubrieron hace tiempo

quienes viven conmigo: mis fantasmas.

No haré una mención escatológica,

ni orden de prelación a ramalazos.

Dice la RAE:

(pocos textos tan bellos como los diccionarios):

Ramalazo:

Adversidad que sobrecoge y sorprende,

dimanada, (oh, dimanada)

por lo común,

de una culpa de la que no se sospechaba,

o por causa de alguien.

Mi karma está confeso.

Si me cruzas por ahí,

en cualquier sitio

y no resistes reírteme en la cara,

te ruego discreción

y si puedes, finge disimulo.

domingo, 19 de febrero de 2017

Mi novia en el cementerio


MI NOVIA EN EL CEMENTERO.
RAP.





Me pica la espalda, me pica y me rasco, 
me tomo una birra, escupo saliva, 
¿eso te motiva? 
me tiro un eructo, y no me doy asco, 
me subo a la moto, me tiño el cabello, 
con siete aritos, me engancho el pellejo 
y encuentro a mi chica, 
en un cementerio, muerta de la risa, 
pero muerta enserio 
no te la imaginas, tan pálida y sucia 
comida de hormigas. 
Ay como me mola, hacerle el amor, 
vestida de negro, con todo ese olor. 
Mi novia es la ostia, 
del Santo Señor 
Y yo un monaguillo, que en misa blasfemo, 
contando pecados 
de sexo y veneno. El avemaría 
canto en alemán con la panza fría 
después de gozar. 
¿Qué está demacrada 
mi novia la gorda? 
Hombre que te calles, que no has visto nada. 
Le sale esa espuma por la boca negra, 
parece cerveza tirada en el bar, 
con los ojos fijos y las manos tiesas 
Ay como me gusta a mi muerta acosar. 
La dejo en la tumba, bajo su mortaja, 
si vieras que linda se queda la maja, 
y me voy al dancing donde espera Juana, 
que, si no lo sabes, se trinca a tu hermana, 
¿qué es degenerada? 
Si la muy putita 
le cobra unos euros y todos contentos 
fuman marihuana, pero yo me abro 
mejor la heroína con coca y geniol. 
¿Te suena macabro 
que yo sea un border? 
Mi madre me dice que seré abogado, 
me visto de luto, me parezco a un cuervo, 
y llevo tatuajes en cualquier costado. 
Y ya en el boliche, donde soy el barman 
preparo los tragos, si mal no me acuerdo, 
porque te imaginas, que en mi ebrio estado 
voy lleno de mocos. Mis dedos escarban 
las fosas nasales, y sirvo las copas 
medio alucinado. Que me griten cerdo 
tantos parroquianos, me deja impasible 
si es que soy digamos... tonto como un opa, 
pero nada ganan, estos tíos lerdos 
porque mientras braman 
que "esto es increíble", 
me tiro unos gases, que son del recuerdo 
y la policía, entra de repente 
que no tienen hora, nunca es suficiente, 
mis clientes lloran, narcodependientes 
dado que en los tigres, fornican dementes 
que contrato al precio, de pocas monedas 
para lavar baños. Sea como sea 
muy pocos se quejan de mis refrigerios.
Dios sabe que nunca, me trinco una fea 
mi novia pelada, es mi melopea, 
que muerta me aguarda, en el cementerio. 
Ay como la quiero a mi descabellada, 
calva como un culo de princesa real, 
sus huesos rechinan, con tanto improperio 
que le lanzo a ciegas, a la desgraciada 
No está nada mal. 
Me duermo en su tumba, rodeado de bichos, 
bien abrazaditos, y sin entredichos 
Nunca iré al altar, Ni falta que hace. 
Que tanto desguace, fuera de su nicho, 
no me prive el goce, de mi bien besar. 
Firma el susodicho: Loquito de atar.